MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
19:54
Actualizado
  • 1

Del «Amanecer limpiando» a la crisis interna del Ayuntamiento de Móstoles

Las críticas de Ganar Móstoles, compañeros de Gobierno del PSOE, a la alcaldesa, abren una grave brecha

Los vecinos, indignados por la basura, el ruido y los destrozos del festival de música

  • El parque Prado Ovejero, sede del festival, y otras zonas verdes como el parque Andalucía, amanecieron el domingo llenos de basura. Foto: Luis Díaz
    El parque Prado Ovejero, sede del festival, y otras zonas verdes como el parque Andalucía, amanecieron el domingo llenos de basura. Foto: Luis Díaz
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de septiembre de 2018. 07:48h

Comentada
J.V. Echagüe Madrid. 10/9/2018

ETIQUETAS

Del «Amanecer bailando» al «Amanecer bebiendo», «Amanecer meando» o al «Amanecer “potando”». Los vecinos lo alertaron y así lo denunciaron ayer en redes sociales. El macrofestival de música electrónica celebrado en Móstoles y que, como su nombre indica, se celebró hasta el amanecer, bien pudo llamarse «Amanecer limpiando» durante las primeras horas del domingo. No sólo en el parque Prado Ovejero, sede del festival. También otros puntos verdes, como el parque Andalucía, estaban repletos de basura.

«Todo un éxito: botellón en toda la zona de Rosales y Estoril. Basura y orines por donde mires, sin contar el ruido horrible que se oye desde cualquier punto de la ciudad», denunciaba ayer en Twitter Esther Gómez, una vecina. «Así ha quedado nuestro barrio de Rosales. Espero que les cobren bien la limpieza de nuestras zonas comunes. Y por favor, limpien con chorros de agua todo el barrio ya que huele a orines cosa fina», hacía lo propio Daniel Gómez. Las denuncias iban acompañadas de fotos de jóvenes celebrando botellones en soportales u orinando. Noelia Posse, la alcaldesa socialista de Móstoles, muy activa en las redes sociales, dedicó ayer horas a contestar los «tuits» de vecinos dirigidos personalmente a ella y en los que le hacían directamente responsable del lamentable estado de las calles. Las críticas no sólo procedían de vecinos; también de familiares de pacientes que se encontraban ingresados en el Hospital Juan Carlos I, lugar desde el cual el sonido era audible.

Si bien este final era el esperado –desgraciadamente para los vecinos–, no lo eran tanto las consecuencias políticas de un festival que desde el principio había dividido a PSOE, Ganar Móstoles e IU-Los Verdes, partidos que ostentan el poder en el Ayuntamiento. «Ésto es lo que fue una de las praderas», indica en un vídeo colgado en Twitter el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Ortega, de Ganar Móstoles. «Está absolutamente devastado. Los daños tardarán meses en recuperarse y son múltiples en mobiliario urbano, praderas y vegetación. Es un daño irreparable», señalaba Ortega, que también denunciaba los más de 100 decibelios que tuvieron que soportar los vecinos, algo «inaguantable», e incluso compartió una foto con las «pantallas acústicas» que colocó la organización del festival con el fin de aminorar el impacto sonoro. En realidad, se trataba de unas «simples lonas» de unos tres metros.

«Así no, Noelia Posse», decía por su parte Gabriel Ortega, concejal de Ganar Móstoles, dirigiéndose así a la alcaldesa socialista. «La ciudad ha sufrido insomnio por #decretazo de la alcaldesa. Había alternativas alejadas del núcleo urbano y las despreció. Vecin@s nos cuentan rotura de ventanas y zonas aledañas muy afectadas».

Visto el exceso de decibelios también en las críticas, el PSOE pasó ayer al contraataque. En un vídeo publicado en Facebook, el secretario general de los socialistas mostoleños, Alex Martín, denunció en nombre de su partido «la irresponsabilidad que, desde la mañana de hoy –por ayer–, está teniendo Ganar Móstoles con el Gobierno de esta ciudad», lo que supone una «tremenda deslealtad política». «Como secretario general del PSOE, no voy a consentir ni un solo ataque de tinte electoralista a nuestro Gobierno, al partido o a ninguno de nuestros concejales», añadió. Algo, dijo, «que se podía esperar del PP, pero no de Ganar Móstoles». Así, en su opinión, este partido «debería plantearse esta agresión electoralista».

El PP de la localidad ya avisó la semana pasada de que este enfrentamiento se podía producir. Su presidenta, Mirina Cortés, afirmó que Ganar Móstoles era «cómplice de las decisiones de la alcaldesa», consintiendo la celebración de un festival que «critican en la calle» y «no ejerciendo su responsabilidad política en los órganos donde se toman decisiones».

No hay que olvidar tampoco a los vecinos del barrio de Fuente Cisneros, en Alcorcón, que también sufrieron durante casi 18 horas este tormento sonoro. El alcalde de la localidad vecina, David Pérez, denunció ayer que «Amanecer bailando» impidió «dormir a 4.000 vecinos». Por ello, Pérez se plantea «tomar medidas» contra el Ayuntamiento de Móstoles, informa Ep.

Por su parte, el Consistorio de Móstoles pidió «disculpas una vez más» a los vecinos e «insistió» en que la celebración del festival en el parque Prado Ovejero es «excepcional», puesto que el Ayuntamiento busca ya «una ubicación alternativa para eventos similares de cara al futuro».

Últimas noticias