MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:43
Actualizado

Pepu, la jugada de Sánchez que irrita a sus bases

  • «Busco jugadores/as. ¿Quieres sumarte a mi equipo?», escribió ayer Pepu Hernández en su perfil de Twitter, con el que inicia su campaña de precandidato del PSOE al Ayuntamiento
    «Busco jugadores/as. ¿Quieres sumarte a mi equipo?», escribió ayer Pepu Hernández en su perfil de Twitter, con el que inicia su campaña de precandidato del PSOE al Ayuntamiento

Tiempo de lectura 5 min.

31 de enero de 2019. 02:02h

Comentada
Ángel del Río.  31/1/2019

Pedro Sánchez tiró varias veces a la canasta de candidatos a la alcaldía de Madrid, pero ninguno de los balones con los nombres de los deseados, entró, y no ha tenido más remedio que «rebotar», para encestar con Pepu Hernández, una jugada forzada que no ha gustado a buena parte de «afición» socialista de Madrid. La designación del ex seleccionador nacional de baloncesto ha sorprendido a propios y extraños; es decir, a militantes y simpatizantes del PSOE-Madrid, quienes nunca hubieran pensado en la figura de un deportista independiente para encabezar la lista electoral al Ayuntamiento capitalino, a gobernar la «joya de la corona».

Ha sido una decisión personal de Pedro Sánchez, que como jugador que fue de baloncesto y alumno del Ramiro de Maeztu, ha buscado entre los viejos amigos y ha encontrado en el banquillo a Pepu Hernández. Un destacado socialista madrileño me comentaba ayer: «Si Pedro hubiese sido en su día futbolista, ¿habría elegido como candidato al ex seleccionador Vicente del Bosque?, pero, como fue baloncestista, pues...». Y ahí lo deja.

Las encuestas publicadas sobre intención de voto en Madrid son malas para el PSOE en el Ayuntamiento de la capital, pero las no publicadas, las de consumo interno, aún le dan peores resultados, hasta el punto de situarle como cuarta fuerza política. Ante esta situación de emergencia, Pedro Sánchez tiró por lo alto y barajó varios candidatos de peso: Pérez-Rubalcaba, Grande-Marlaska, Cristina Narbona, Reyes Maroto o Pilar Llop. Pero ninguno de ellos le dio el «sí, quiero».

Ante esta situación de «emergencia» barajó la posibilidad de que el candidato fuera un independiente, y además, una persona mediática del deporte, y de ese sueño de una noche de duermevela salió el nombre de Pepu Hernández, que rápidamente le dijo que sí, que deseaba salir con él, alcalde de Madrid. Se puso a disposición del partido, y especialmente de su secretario regional, José Manuel Franco, a quien manifestó su deseo de pasar por unas primarias para tener el aval de los militantes. Parece que Franco no tiró cohetes de celebración por el ex seleccionador, pero comentó a un allegado: «Lo ha dicho el jefe, y no hay nada más que hablar».

La sorpresa ha sido casi general entre los socialistas madrileños y particularmente controvertida para un sector de éstos, fundamentalmente porque no se haya encontrado un candidato afiliado al partido, cuando entienden que hay gente muy preparada para haberlo sido, pero sobre todo, porque se ha «despreciado» las posibilidades de algunos de éstos y, por primera vez, los dos cabezas de lista al Ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad son dos independientes, dos no afiliados: Pepu Hernández y Ángel Gabilondo, respectivamente.

En lo que se refiere a la alcaldía, algunos sectores piensan que con la elección de Hernández se dan por perdidas las esperanzas de reconquistar el gobierno municipal, perdido en 1989, con la moción de censura contra Juan Barranco, sobre todo cuando el propio Pedro Sánchez animó a Manuela Carmena a que volviera a presentarse y la dio su apoyo personal. En el PSOE de Madrid no se entiende la estrategia de su secretario general.

Cuentan algunos socialistas de la vieja guardia que ha habido un movimiento solapado para barajar la posibilidad de no convocar primarias, y que el candidato único fuera Pepu Hernández. «Pero la idea era tan descabellada que se quedó en eso: en un intento, principalmente, porque iría en contra de los estatutos del partido, incluso el propio Pepu, habría dicho que no sería el candidato sin pasar por el proceso de primarias porque quiere el respaldo de la militancia».

El otro candidato, el ex alcalde de Fuenlabrada, Manuel de la Rocha, ha reiterado su deseo de presentarse a las primarias, pase lo que pase. No se apea de esa idea y llegará hasta el final. A través de un mensaje, saludaba a su «contrincante»: «Bienvenido. Celebraremos un proceso democrático fraternal para ofrecer a los madrileño/as un proyecto sobre Madrid y para sus gentes. Y al final votaremos los militantes socialistas». Ayer, De la Rocha aseguraba a LA RAZÓN: «Es bueno para el PSOE que haya más candidatos, y primarias, para dinamizar el partido. Creo que soy un buen candidato porque tengo experiencia en la política municipal (he sido alcalde de Fuenlabrada); en la política autonómica (he sido consejero del gobierno regional), también diputado, y en el ámbito profesional, soy abogado, y eso también ayuda. En las últimas horas he recibido, a través de las redes sociales y otras plataformas, cientos de mensajes de compañeros animándome a que sea el candidato, y expresando su deseo de apoyarme, y eso me motiva».

Parece que Pedro Sánchez no tiene otra opción que cumplir con los estatutos del partido y mantener la fecha de convocatoria de primarias prevista. Ahora surge la duda de si la elección de Pepu no va a movilizar a los militantes del PSOE que no están de acuerdo y volcar su voto hacia Manuel de la Rocha, aunque todos son conscientes de que el apoyo del aparato de Ferraz al candidato oficialista va a resultar decisivo en esas primarias, pero con un margen más estrecho del inicialmente previsto.

Por lo tanto, desconcierto en el PSOE madrileño por la decisión tomada por Sánchez, con respecto a Pepu Hernández, y confianza en De la Rocha de que esto le puede venir bien a sus aspiraciones, incluso no se descarta la posibilidad de que surja un tercer candidato, apoyado por el sector de los no oficialistas, y una de esas personas podría ser la actual portavoz socialista en el Ayuntamiento, Puri Causapié, que hoy podría anunciar su candidatura a las primarias socialistas.

Al margen de las aguas revueltas en el seno de los militantes, el ex seleccionador de baloncesto inició ayer su campaña a través de redes sociales.

El precandidato del PSOE a la alcaldía de Madrid publicó un vídeo en su cuenta de Twitter en el que aseguró: «Busco jugadores, ¿quieres sumarte a mi equipo?». Y añadió: «En el deporte, como en la política no hay nada como la solidaridad, el trabajo en equipo, el respecto y el compromiso». Son estos principios los que quiere llevar al Ayuntamiento de la capital. «¿Te apuntas?».

El ex seleccionador nacional aseguró que da el paso para presentarse como candidato con «humildad» e «ilusión» y desde el «máximo respeto» a los procesos internos del partido.

En una carta dirigida a Franco, Hernández insistía en su « ilusión por impulsar un proyecto de progreso y regeneración política al servicio de Madrid». Añade que da este paso con «humildad» y desde el «máximo respeto a los procesos internos del PSOE».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs