Sí, es posible saborear a la vez el Mejor Vino del Mundo, el Gran Bacchus de Oro, y el vino resultado de una añada sobresaliente

El resultado es un vino con aromas propios del paso del tiempo pero que, a la vez, mantiene intacta la fruta de su tempranillo de terruño calizo, del Valle del Duero

Matarromera EsenciaMatarromera EsenciaMatarromera Esencia

Hoy estamos de celebración. No sólo porque es viernes. También porque presentamos un nuevo producto que nos acompañará en muchas reuniones con familia y amigos (en grupos reducidos, por supuesto. Pocos pero muy cercanos).

Nos referimos al último lanzamiento de Bodega Matarromera. “El lanzamiento de un nuevo producto es algo que ocurre cada muchos años y en esta ocasión, unido a la renovación de nuestras instalaciones y a la situación que todos estamos viviendo, tiene un valor aún mayor. ¡Vamos a por ello!”, afirman desde las bodegas. Nos alegramos de este buen momento para las bodegas.

¿Cómo es el producto que tienen entre manos?

Excepcional.

Desde la bodega nos hacen la siguiente pregunta: ¿Es posible saborear, a la vez, el Mejor Vino del Mundo, el Gran Bacchus de Oro o el vino resultado de una añada sobresaliente? Sí, es posible con Matarromera Esencia, su nueva creación que buscar compartir los éxitos sobre los que se asienta el pasado de la Bodega en una edición limitada que no supera las 4.000 botellas.

Una edición limitada de lujo. En ella, la Bodega ha recuperado sus primeras añadas: La de 1994, que además de ser la primera elaboración de la casa, obtuvo la Gran Medalla de Oro en la International Wine Competition celebrada en Turquía; la de 1995, vino que logró el Gran Bacchus de Oro del mundo; y la de 1996, una añada sobresaliente para la Bodega y que fue calificada como excelente por el Consejo Regulador.

Tres añadas sobresalientes que hablan del carácter de los viñedos de Matarromera. Los encontramos en Olivares y Valbuena de Duero que, como sabrás si eres un amante del buen vino, se tratan de las zonas más exclusivas de la Ribera del Duero.

¿A qué sabe Mararromera Esencia?

El resultado es un vino con aromas propios del paso del tiempo pero que, a la vez, mantiene intacta la fruta de su tempranillo de terruño calizo, del Valle del Duero. “Las añadas 1994 y 1995 fueron muy limitadas en su producción por las heladas primaverales, con maduraciones inmejorables por unos veranos secos y calurosos. La añada 1996 se caracterizó por una mayor producción con un excelente equilibrio de acidez, de color y de aromas. El ensamblaje de las tres añadas, las 1994 y 1995 cálidas y la 1996 más fría, ha posibilitado alcanzar el equilibrio perfecto de un vino de edad y excelencia”, asegura Félix González, responsable enológico de la compañía.

Te daremos algunas pistas visuales (y olfativas) para que recrees mentalmente su espléndido sabor: cuero nuevo, suave tabaco de pipa, sorprendentes y frescos frutos rojos, cera de abeja o suave caramelo. Queremos probarlo ya.

Matarromera Esencia se presenta en un estuche individual y se puede encontrar en tiendas gourmets, vinotecas y en la tienda online de Matarromera, a un precio de 96 euros.