Los fuertes victorianos de lujo en medio del mar que se venden por más de 8 millones

Si adquirir un fuerte marino está en tu lista de deseos, ahora puedes hacerte con tres de ellos, y lo mejor de todo es que dos están lujosamente remodelados.

Eso sí, para acceder necesitarás un barco o un helicóptero. Spitbank Fort y No Man’s Fort son dos fortalezas de la época victoriana que se han transformado en hoteles boutiques de lujo, y que cuentan con todo tipo de comodidades, además de con 9 y 23 suites respectivamente, mientras que Horse Sand Fort se utiliza actualmente para registrar la historia de los otros dos y conserva 100 cámaras, viviendas, carros de armas británicas originales y paredes blindadas.

Las estructuras del siglo XIX se construyeron originalmente hace más de 150 años en el estrecho de Solent, en Portsmouth, frente al Canal de la Mancha, para repeler la amenaza de una invasión francesa. Tardaron alrededor de 20 años en ser levantadas y nunca se usaron en la batalla, sino que se les dio un nuevo uso como cuarteles militares temporales. Posteriormente, hace unos 10 años, fueron adquiridas por el empresario Mike Clare. Ahora, después de que el anterior dueño invirtiera varios años en reurbanizarlas, estas cuentan con múltiples servicios destinados al ocio como bares, terrazas en la azotea, un faro, un restaurante, un helipuerto y un spa, entre otros.

Los icónicos fuertes están a la venta por un precio de más de 8 millones de libras en conjunto, aunque están disponibles para comprar por separado. Una de las cosas que tienen en común son sus magníficas vistas de la costa sur de Inglaterra.

Spitbank Fort ha pasado por un impresionante proyecto de renovación a lo largo de los años para convertirse en el lugar perfectamente elegante que es ahora, para que los nuevos propietarios puedan mudarse de inmediato. Su interior de más de 3.000 metros cuadrados dividido en tres pisos aguarda un casino, un spa, un centro de capacitación oficinas corporativas, nueve lujosas suites más alojamiento para el personal, una terraza en la azotea y un patio central abierto con sauna, pozo y piscina caliente. También es un lugar idóneo para celebrar bodas, ya que cuenta con la licencia completa para que sus nuevos dueños puedan alquilarla, así como con dos bares y una “cueva de vinos”. Spitbank Fort está a la venta por 4 millones de libras. Tiene una capacidad máxima para 60 invitados.

Si buscas algo más espacioso, No Mans Fort es tu fortaleza con sus casi 10.000 metros cuadrados. Se ha transformado para crear un hotel isleño de 4 plantas y 4 estrellas que puede recibir hasta a 200 personas. Cuenta con 23 habitaciones con baños para invitados, habitaciones para el personal, un restaurante, 5 bares temáticos, un área de juegos de batalla láser, un spa, un faro con comedor privado, jacuzzis en la azotea, sauna, pozo de fuego, piscina de agua caliente y helipuerto. El precio por el que No Mans Fort ha salido a la venta es de 4.250.000 libras.

Más asequible de primeras por 750.000 libras es el Horse Sand Fort, aunque requiere de una serie de renovaciones importantes, y es que ha estado abandonado durante décadas tal y como explican en la web de Strutt & Parker: El fuerte fue comprado en un estado abandonado después de haber estado desocupado durante décadas y era inestable, lo que requería una renovación minuciosa. Ofrece una oportunidad para que los propietarios creen una propiedad verdaderamente única y preserven un hito histórico". Eso sí, Horse Sand está lleno de historia.