El Bentley Bacalar inspira el diseño de un jet privado y un helicóptero a juego

Bentley solo produjo 12 modelos de su edición Bacalar, uno de los coches más extravagantes de la marca

Bentley Bacalar junto al avión diseñado a juego.
Bentley Bacalar junto al avión diseñado a juego. FOTO: Bentley

El Bentley Bacalar debutó hace más de dos años, convirtiéndose en uno de los modelos de dos puertas más raros de la marca. La empresa sólo produjo 12 ejemplares, pero el estilo a medida de uno de ellos ha inspirado el diseño de dos aviones: un jet Gulf Stream G650 y un helicóptero Sikorsky S-76.

Kenn Ricci encargó estos dos aviones para su empresa de transporte aéreo privada, Flexjet. El empresario trabajó con Bentley Mulliner Design en la creación de los dos vehículos. El color exterior de su Bacalar’s Julep inspiró una pintura camaleónica verde plateada para los acentos clave de la aeronave. En el interior, el helicóptero y el jet cuentan con asientos personalizados que toman prestado el estilo del Bacalar. Ambos exhiben una chapa de madera, mientras que los accesorios de bronce satinado del Bacalar y la alfombra tallada con diamantes adornan las cabinas.

El Bacalar a medida de Ricci cuenta con llantas tricolor personalizadas de 22 pulgadas, brillos exteriores en Bronce Satinado y detalles en fibra de carbono satinada. Además, este Bentley tiene un habitáculo blanco y negro con delicados toques en bronce. Relacionado con esta personalización, una tendencia curiosa en los últimos años es que Bentley ha visto duplicarse la demanda de pintura exterior Mulliner y triplicarse los encargos personales de la firma desde 2020.

Lujoso interior de este original modelo.
Lujoso interior de este original modelo. FOTO: Bentley

La exclusiva edición limitada debutó con el motor W12 de 6,0 litros con doble turbocompresor de la marca, 650 caballos de potencia y 900 Newton-metros de par motor, combinados con una caja de cambios automática de doble embrague y ocho velocidades. Gracias a ello, el Bentley puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 332 km/h.

Sin embargo, lo que hace que este modelo sea realmente especial es su diseño. El coche carece de techo y sólo puede albergar a dos personas, con todo el exterior diseñado de forma personalizada. Sin embargo, el fabricante tuvo que trasladar los tiradores de las puertas del Continental GTC para el sistema de entrada sin llave. En el interior, Bentley instaló un Riverwood de 5.000 años de antigüedad, un material superraro, y utilizó tela de lana natural para las inserciones de los asientos, los respaldos y los laterales de los reposacabezas.

El coche destaca por su pintura camaleónica verde plateada.
El coche destaca por su pintura camaleónica verde plateada. FOTO: bentley

Bentley, sin lugar a dudas, ha estado prestando más atención a su división Mulliner. Este mes, Bentley Beverley Hills encargó tres ediciones limitadas del Continental GT Speed Convertible para resaltar las capacidades de personalización de la empresa. El fabricante de automóviles ha pintado los tres coches con colores pastel a medida, que recuerdan a los días del art decó de Hollywood. Con estos datos, esperamos ver mucho más de Mulliner en el futuro, especialmente a medida que aumente su popularidad.