Madrid: tres días de prórroga para acordar los presupuestos

El Pleno previsto para hoy se desplaza al lunes ante la falta de acuerdo entre PP, Cs y Vox. El IBI y los «chiringuitos ideológicos» frenan el «sí» del partido de Ortega Smith

El concejal de Vox, Javier Ortega Smith, y el alcalde Martínez-Almeida
El concejal de Vox, Javier Ortega Smith, y el alcalde Martínez-Almeida

La previsión de esta semana señalaba hoy, viernes 20, como una fecha clave en la política municipal. El día en el que el Pleno del Ayuntamiento debía aprobar o rechazar los primeros presupuestos de la nueva corporación municipal. Finalmente, no será así. El debate se ha retrasado al próximo lunes 23. El motivo, la falta de acuerdo entre PP, Cs y Vox, partido este último cuyo voto es necesario para sacar las cuentas adelante. «Son los presupuestos que Madrid y los madrileños merecen. Seguiremos negociando para poder tenerlos», afirmaron desde el Consistorio.

Si bien existe sintonía entre las tres formaciones, lo cierto es que quedan flecos que el partido liderado en la capital por Javier Ortega Smith considera claves a la hora de alcanzar un acuerdo. El portavoz de Vox señaló la semana pasada que les separaban un 1,1% de los presupuestos. Concretamente, 5,2 millones de euros, destinados, según su criterio, a «chiringuitos ideológicos» y foros locales: 2,1 millones, a la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm) y más de un millón para «asociaciones de ideología de género, de memoria histórica o de otras de tipo pseudoecologistas», entre otros ejemplos. De ahí que la intención de Vox sea que ese montante se dedique a bonos de 150 euros mensuales para 3.000 familias en emergencia social.

Del mismo modo, Vox pretende que una reducción del IBI mayor: con la rebaja fiscal planteada, el tipo mínimo legal llega al 0,483%, mientras que la formación verde quiere alcanza el 0,4%.

La voluntad de Vox de llegar a un acuerdo quedó plasmada el pasado miércoles. Entonces, mostró su abstención en la Comisión de Hacienda, lo que supuso que la tramitación de los presupuestos siguiera adelante pese a la postura en contra de Más Madrid y PSOE.

Precisamente, Más Madrid, después de conocer ayer el aplazamiento de la votación, reiteró su ofrecimiento al Gobierno municipal de votar a favor de sus cuentas siempre que acepten seis condiciones «mínimas». Entre ellas, están la ampliación de Madrid Central, dejar de llevar residuos a Valdemingómez, no acometer privatizaciones o buscar un nuevo consenso en los desarrollos del sureste. «Queda claro que necesitar el apoyo de la extrema derecha para gobernar tiene consecuencias graves para la ciudad», aseguró la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre.

Una rebaja fiscal de casi 82 millones

La bajada de impuestos es uno de los nexos de unión entre PP, Cs y Vox. La rebaja que proyecta el Ayuntamiento está en torno a los 81,9 millones y podrían beneficiarse de la misma unos dos millones de madrileños. Mientras, el gasto público subiría un 7,6% hasta alcanzar los 4.686 millones.