Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha compartirán estudios de rastreo y seroprevalencia

Las tres comunidades limítrofes se muestran dispuestas “a hacer un esfuerzo conjunto y solidario para luchar contra la Covid-19, en colaboración con el Ministerio de Sanidad”

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso y sus homólogos de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco han mantenido hoy una reunión en la Real Casa de Correos en la que han acordado reforzar la colaboración ya existente entre las tres regiones y buscar “las mejores soluciones para minimizar los efectos de la pandemia en la vuelta a la actividad tanto educativa como laboral”.

Según han destacado los tres presidentes regionales, las tres comunidades limítrofes se muestran dispuestas “a hacer un esfuerzo conjunto y solidario para luchar contra la Covid-19, en colaboración con el Ministerio de Sanidad”. En un comunicado firmado por los tres señalan que “coincidimos en la necesidad de no detener la actividad, necesaria para la vida de todas las familias, e imprescindible para la recuperación social y económica de España”.

La coordinación de los departamentos sanitarios en términos tanto de información, realización de pruebas serológicas, como de asistencia hospitalaria para combatir la pandemia, es otro de los acuerdos a los que han llegado. Según destacan, además se mantendrán próximas reuniones, junto con los consejeros, tanto en Castilla y como en León y Castilla-La Mancha en materia de Transporte, Empleo y Economía.

En el marco de este frente común ante la pandemia de coronavirus han acordado organizar encuentros, a través de las nuevas tecnologías, entre responsables Covid de los centros educativos, para compartir experiencias. Asimismo, según el comunicado, “queremos trasladar a la sociedad de las tres comunidades autónomas que se han tomado todas las medidas para que las aulas sean seguras. Ofrecemos todo el respaldo a la comunidad educativa (profesores, sindicatos, directivos, etc.).”

Entre otras medidas destacan además que se compartirán estudios de seroprevalencia y de rastreo, en especial para analizar la movilidad entre las tres regiones; la realización de sistemas de evaluación diaria e intercambio de información sobre la evolución de la epidemia y el intercambio de experiencias, a través de nuevas tecnologías, en materia de lucha contra el Covid y educación. Asimismo se han comprometido a facilitar el intercambio de prácticas para los alumnos de FP entre empresas de las tres autonomías, ya que el coronavirus ha perjudicado la celebración de estas prácticas.

“Las tres comunidades centrales de España, que en su conjunto suman más de 11 millones de habitantes, consideramos que la expansión del Covid-19 y sus consecuencias no conocen de fronteras, por lo que estamos dispuestos a hacer tantos esfuerzos conjuntos como sean necesarios para limitar sus efectos. Para ello hemos decidido también mantener reuniones conjuntas con la suficiente periodicidad para comprobar la marcha de los acuerdos”, concluye el comunicado.