El sentido homenaje de Angélica Liddell a su madre

Es uno de los platos fuertes de esta semana junto al estreno de «La cresta de la ola»

Angélica Liddell en el Festival de Otoño. «Una costilla sobre la mesa: Madre»Susana Paivala razon

A pesar de alguna cancelación –como «ION», del artista griego Christos Papadopoulos o de la segunda propuesta de Angélica Liddell en los Teatros del Canal– el Festival de Otoño coge velocidad de crucero y aborda su segunda semana con propuestas más que interesantes. Se demuestra una vez más que las salas de teatro son un lugar seguro y la cultura un bien imprescindible. Como afirma Alberto Conejero: «Hay que seguir. Este es nuestro Festival de Otoño».

«Una costilla sobre la mesa: Madre», de Angélica Liddell. Poético, físico y visceral. Así es el teatro de Angélica Liddell, una de las creadoras más irreverentes e inclasificables del panorama actual y con más proyección internacional. Su nuevo montaje es un réquiem a su madre, fallecida en 2018: «Vengo de quemar a mis padres, con tres meses de diferencia entre un cuerpo y otro cuerpo. Ya nunca más podré volver de otro sitio». Una oración teatral, una explosión de culpa y expiación donde Liddell expresa su amor y su dolor, convirtiendo lo sublime en sufrimiento, acompañada por el músico Niño de Elche.

«Molly Bloom». Jan Lauwers /Needcompany. Basada en Penélope, el capítulo final del «Ulises» de Joyce, adaptado por Viviane de Muynck & Jan Lauwers. Presenta el monólogo interior de la esposa infiel de Leopold Bloom. Molly emerge como símbolo de la feminidad, desvela sus pensamientos sobre los hombres de su vida, su situación, sus recuerdos, su sentido del humor, su entusiasmo vital y cómo afronta la pérdida y el arrepentimiento. Una inmersión en el universo interior de una mujer que revela todo sobre su vida íntima.

«La cresta de la ola», con dramaturgia y dirección de José Troncoso. Un «thriller» apocalíptico firmado por La Estampida, cuyo estreno absoluto será en este Festival de Otoño. Cada vez más acomplejada por el sueño de llegar ser «alguien», y harta de un presente de fango y servidumbre, Victoria desea con todas sus fuerzas la vida de los demás: la vida de Stella. Es el día de la fiesta contra el hambre de los niños del mundo. Victoria sirve, Stella baila. Es el día en que una «mágica oportunidad» intercambie sus vidas para siempre, haciendo que la una pase a ser la otra, y la otra, la una. ¿Es oro todo lo que reluce?

«Escorpión y Félix». Diálogo y performance a cargo de La Columna Durruti (Argentina) en el Museo Reina Sofía, Edificio Nouvel (miércoles 18).

«Lettre d’amour». Danza contemporánea del coreógrafo y bailarín Pau Aran a partir de la obra y la personalidad del poeta peruano César Moro. Nave 73 (días 18 y 19).

«Demonios», cabosanroque. Una reflexión sobre la posesión a partir de los apuntes del poeta Jacinto Verdaguer. Teatros del Canal (19, 20, 21 nov.).

«Andrei Rublev, una panicografía», de Societat Doctor Alonso. Con dirección de Tomás Aragay propone una reflexión sobre la iconografía del cuerpo humano en relación con el sonido y la escenografía como símbolos del paisaje. Teatro Pradillo (20, 21 y 22 nov.).

Ciclo «Confín». Réplika Teatro sigue su ciclo de diez exploraciones escénicas sobre el límite. Esta semana estrena: «Los planes de dios», José Andrés López / «Viviseccionados» (viernes 20); «Te aviso si el mundo cambia», de Carmen Werner + «El hermoso misterio que nos une», de Jesús Rubio Gamo (sábado 21); «Concerto Barroco Ring Ring», de Tania A. W. y Celeste (domingo 22).