Vox inicia campaña en “un Vallecas que ha sido abandonado por la izquierda”

Rocío Monasterio afirma que “desde las mansiones de la Sierra no se escuchan los problemas de paro o delincuencia por la inmigración ilegal de los barrios del sur de Madrid”

La candidata de la presidencia de la Comunidad de Madrid por Vox, Rocío Monasterio
La candidata de la presidencia de la Comunidad de Madrid por Vox, Rocío Monasterio FOTO: Jesús G. Feria La Razon

“Nuestra línea roja es que no entre la izquierda en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Ellos solo saben crear paro, delincuencia y crisis”. Así ha dejado de claro en su respuesta Rocío Monasterio la postura de Vox ante posibles acuerdos de Gobierno en la Comunidad de Madrid. La candidata de Vox en las elecciones del 4-M respondió sin ambages las insistentes preguntas en la entrevista de “La hora de La 1″, de TVE, sobre posibles pactos, tras los comicios madrileños, con el Partido Popular.

Rocío Monasterio avanzó que el inicio de su campaña será en Vallecas. Todo un ejemplo de búsqueda de votos en caladeros tradicionalmente de la izquierda, pero que, hoy en día, en opinión de la líder de Vox, “ya no es así. La izquierda ha abandonado a esos barrios, no se preocupa de sus problemas reales, del paro, de la violencia provocada por la inmigración ilegal y se refugia en sus mansiones de la Sierra”. De ahí que Vox, según avanzó Monasterio, hará gran parte de su campaña, además de en Vallecas, en Usera, Parla, Carabanchel y tantos otros distritos, barrios y ciudades del sur de la Comunidad de Madrid.

Sobre encuestas prefiere no aventurar nada. “Veremos. El PP habla de mayoría absoluta y todos sabemos que no se pueden contar los votos hasta el momento mismo de que son introducidos en las urnas”. Sobre posibles acuerdos, Monasterio está dispuesta a hablar “de programas, no de personas”. “Eso es lo que nos interesa en Vox. de la misma manera que nos preocupan los problemas reales: los niños que no tienen clase por el Covid, el votar en día laboral o los problemas psicológicos de tantos madrileños después de más de un año de confinamiento y restricciones”.

Vox, en su opinión, “es quien ha mantenido el rumbo del Gobierno de Díaz Ayuso frente a las recomendaciones de su socio de Gobierno, más tendentes a los postulados de la izquierda”. De ahí que desde Vox, ante un posible acuerdo de Gobierno con el PP tras el 4-M sea clave “acabar con la sobredimensión de la Asamblea de Madrid, reduciendo el número de diputados, o disminuyendo el número de consejerías en el Ejecutivo regional, o desarrollando un plan claro y firme contra la violencia callejera y la inmigración ilegal”.

“Si hubiera sido por Génova o por el señor Aguado (ex vicepresidente de la Comunidad) la hostelería estaría cerrada. Ese es el efecto Vox en los gobiernos y esperamos que en los próximos meses ese efecto se vea”, ha afirmado la candidata. Monasterio ha indicado también que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, lo es “gracias a Vox”. “Quien ha protegido a Ayuso frente a otros del PP hemos sido nosotros”, ha defendido, a lo que ha añadido que si no estaría haciendo las políticas del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de otras comunidades gobernadas por el PP que “están cerradas”.

“Los españoles tienen que elegir si quieren seguir viendo políticos con sueldos de 100.000 euros o quieren poder tener pensiones o ayudas para el que lo está pasando mal y seguridad en los barrios”, ha apostillado.