Un mes sin estado de alarma en Madrid: 1.000 multas por no llevar mascarilla y 3.000 por botellón

La Policía Municipal dispuso de varios operativos especiales en los últimos fines de semana. Entre ellos, en éste, ante el fin de los exámenes de selectividad

La multa por no llevar mascarilla asciende a 100 euros
La multa por no llevar mascarilla asciende a 100 eurosJesús G. FeriaLa Razon

El fin del estado de alarma, decretado el pasado 9 de mayo, no supuso despedirse de las mascarillas. Aunque muchos lo interpretaran así. La ley estatal del 29 de marzo, conocida como la de la «nueva normalidad», fija aún su obligatoriedad en espacios exteriores. Y así seguirá ocurriendo hasta que un elevado porcentaje de la población esté inmunizado.

En todo caso, durante este último mes, la Policía Municipal de Madrid ha activado varios operativos especiales durante los fines de semana. ¿El motivo? Al fin del estado de alarma se han sumado fiestas municipales y títulos deportivos, lo que convertían a la capital en un foco propicio de contagios. ¿El resultado? Más de 1.100 sanciones por no llevar mascarilla, a las que hay que sumar otras 3.000 por consumo de alcohol en la vía pública, según datos facilitados por el Cuerpo, dependiente del Área de Seguridad y Emergencias que preside Inmaculada Sanz. Y es que, aunque los infractores no se den por enterados, el «botellón» era ilegal antes de la pandemia. Y, con más razón, lo será durante la misma.

Así, el primer fin de semana conflictivo fue el de San Isidro, entre el 14 y el 16 de mayo. La Policía Municipal habilitó un dispositivo especial con el objetivo de evitar la posible aglomeración de personas en la Pradera y en Las Vistillas. Entonces, se interpusieron 873 multas por consumo de alcohol (358 el viernes, 308 el sábado y 207 domingo), a las que hay que sumar 459 por no usar mascarilla (163 viernes, 140 sábado y 156 domingo). Entre los tres días, se notificaron además 40 sanciones a locales por incumplimiento de horario de cierre o aforo.

Hay que recordar que este dispositivo se sumó al que se había puesto en marcha el fin de semana anterior por el Puente de Mayo, llegando a sumar 180 agentes municipales más cada día de refuerzo a los 200 ya movilizados diariamente. En resumen, fueron 380 agentes municipales de refuerzo cada día, lo que suman 1.140 policías municipales durante todo el fin de semana.

A las fiestas de San Isidro les siguió la celebración del título de Liga. Un título que, a pesar de no decidirse hasta la última jornada, se iba a quedar en Madrid: Atlético y Real eran los dos únicos aspirantes. Tras la victoria «colchonera», y a lo largo de aquel fin de semana, la Policía Municipal interpuso 981 multas por consumo de alcohol en vía pública (461 el viernes, 361 el sábado y 160 el domingo) y otras 249 por la ausencia de mascarillas. Entre las principales incidencias, se contabilizaron cerca de 3.000 personas que se desplazaron al entorno de la plaza de Neptuno, lo que obligó a los policías a separar a los aficionados en tres grupos.

Posteriormente, el fin de semana del 28, 29 y 30 mayo se interpusieron 1.069 multas por consumo de alcohol y 269 sanciones por no usar mascarilla –81 el viernes, 110 el sábado y 78 el domingo–. A estas multas hubo que añadir 32 sanciones a locales por incumplimiento de horario de cierre o por un aforo superior al autorizado.

Por último, el pasado fin de semana, que abarcó los días 4, 5 y 6 de junio, fue excepcionalmente tranquilo: apenas 228 multas por botellón, además de 208 por no usar mascarilla. En aquella ocasión, la Policía Municipal puso en marcha un operativo para el control de tráfico por consumo de alcohol y droga: 39 detenidos o investigados por estar al volante bajo sus efectos. Se controlaron más de 1.200 vehículos y se realizaron 917 pruebas de alcoholemia y otras 31 de drogas.

En todo caso, la baja incidencia del «botellón» del pasado fin de semana responde a la preparación por las pruebas de la EBAU –Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad–, ya finalizadas. De hecho, el Ayuntamiento ha dispuesto para estos días un dispositivo especial, conformado por 280 policías municipales, que vigilará los entornos de la Universidad Complutense (UCM), la Politécnica (UPM), o la Autónoma (UAM) para prevenir posibles botellones.

Ante el temor de que el fenómeno pueda replicarse a medida que alcancemos la normalidad sanitaria, Madrid Salud y la Policía Municipal –ambos servicios del Área de Portavoz, Seguridad y Emergencias, con Sanz al frente–, acaban de retomar el programa «Acción Botellón». Se trata de una serie de intervenciones dirigidas a adolescentes y jóvenes que, durante su tiempo libre, se reúnen en espacios abiertos –parques, pistas deportivas, solares, etc– para, mediante actuaciones informativas y socioeducativas, tratar de orientarles hacia el «no consumo» y motivarles hacia modelos de ocio alternativos.

Las acciones del programa incluyen, en primer lugar, una fase de análisis y diseño de itinerario, en la que se recaban los datos facilitados por las unidades de Agentes Tutores de la Policía Municipal, por las diferentes unidades de las Juntas de Distrito, por la información obtenida a través del vecindario y por la coordinación con los equipos de prevención de los centros de Madrid Salud. De este modo, se elaborarán itinerarios de intervención en los que se recorrerán a pie diferentes puntos de cada distrito, centrándose en aquellas zonas en las que se haya detectado la existencia de grupos de jóvenes haciendo «botellón».

Después, en la fase de intervención, se trabajará de forma directa con los adolescentes y jóvenes. Así, se realizarán dinámicas grupales, de carácter lúdico y participativo, que permitirán establecer vínculos de relación con el grupo y trabajar con ellos la motivación hacia el «no consumo».

Las intervenciones se realizarán durante el fin de semana –viernes y sábados– y en fechas clave como víspera de festivos, puentes, celebraciones de conciertos u otro tipo de eventos, normalmente entre las 20:00 y las 00:00 horas.