Raro Moriles

La sequedad, las notas del fruto seco o de hinojo, y ese rumor de la albariza que nos acompaña en este viaje de sensaciones por la Córdoba de interior

Vino
Vino FOTO: Foto La Razón

Hay un bodeguero-agitador, único por estos parajes, llamado Pepe Rodríguez de Vera. Avaricioso de todos los terruños, aquerenciado con todas las latitudes del vino nacional, ha creado un grupo bodeguero donde se alía con la complicidad de los conocedores del viñedo, para dar su toque enológico a lo mejor de cada paisaje. Al modo de un «négociant», pero con la pasión del enólogo. Entre sus derivas está Sopla Poniente.

En esta propuesta indaga, en compañía del cordobés Carlos Jiménez, y del jerezano Alfredo García Rider, por los rincones de la más interesante Andalucía. Una excelente muestra de lo que se persigue es un fino en rama de la mágica zona de Moriles Alto, que, por otra parte, necesita siempre una reivindicación. Puro PX, de viñedo de más de 30 años, procedente de la saca de cinco botas, que contienen un fino de crianza biológica que cuentan tiene más de 20 años. ¡Sorprendente! Pero es expresión de lo que debe ser un fino por derecho. La sequedad, las notas del fruto seco o de hinojo, y ese rumor de la albariza que nos acompaña en este viaje de sensaciones por la Córdoba de interior.

Bodega: Sopla Poniente.

Vino: Fino en Rama 20.

D.O: Montilla-Moriles.

Precio: 18,50 euros.

www.rodriguezdevera.com