Así cambiarán las plazas históricas de Madrid

Mayor, Sol y Carmen serán reformadas a lo largo de los próximos meses. En el caso de la primera, se trabaja en la decoración de sus soportales

Recreación de cómo quedaría la Puerta del Sol tras su remodelación
Recreación de cómo quedaría la Puerta del Sol tras su remodelación FOTO: Ayuntamiento de Madrid

Sumadas las tres, nos topamos de golpe con más de mil años de historia de la capital. En algunos casos, serán objeto de reforma; en otros, tendrán ligeros retoques estéticos. Pero los suficientes como para garantizar que estas plazas, los enclaves más visitados de la ciudad de Madrid, no solo sigan siendo un foco turístico de especial intensidad; también para que puedan perdurar al menos otros 400 o 500 años, tal es la venerable edad de algunas de ellas. Una vez consumada la reforma de Plaza de España, otras tres centenarias se preparan para un importante lavado de cara: Mayor, Sol y Carmen.

Imagen nocturna de una pareja de jóvenes besándose en la Plaza Mayor.
Imagen nocturna de una pareja de jóvenes besándose en la Plaza Mayor. FOTO: JESUS G. FERIA La Razón

Plaza Mayor

Las antenas de telefonía serán eliminadas de la plaza más veterana de la capital. O, por lo menos, solo quedarán las mínimas, tras la puesta en marcha del 5G. Esta será uno de los cambios que emprenderá el Área de Cultura, Turismo y Deportes, con Andrea Levy al frente. Sin embargo, no será el único. A lo largo de este año, el Ayuntamiento acometerá un plan director con vistas a subsanar las deficiencias de este emblemático recinto. Tal y como confirman fuentes municipales a LA RAZÓN, se ha iniciado un Plan de Disciplina Urbanística respecto a todos los locales que infrinjan la normativa al colocar sus elementos en sitios no autorizados. Del mismo modo, se ha regularizado el Mercado de Filatelia y Numismática, que se encontraba sin el título habilitante correspondiente desde los años ochenta. Así, se les ha eximido de la tasa en vía pública, al igual que al mercado de Navidad, para facilitar la actividad económica, más castigada por la pandemia. Por otro lado, se ha llevado a cabo un Plan de Limpieza, ya que las comunidades de propietarios de la Plaza Mayor no tenían autorización al tratarse de un Bien de Interés Cultural (BIC). Motivo por el cual precisaban de una acreditación que les permitiera limpiar las columnas de la plaza. Por último, el distrito está trabajando con vistas a logar una decoración para los soportales, tanto para los techos –se baraja la posibilidad de la iluminación– como para las columnas –en este caso, con el uso de maceteros–.

Además, el Ayuntamiento recuerda que el distrito viene trabajando en un plan de acción para que la convivencia en este espacio sea óptima para vecinos, comerciantes, visitantes y hosteleros. No en vano, dentro de las competencias de los distritos, está la de autorizar eventos. Y desde ese punto vista, la plaza ha quedado restringida solo a eventos de calidad cultural o social. En ese sentido, se ha establecido un grupo de trabajo con las asociaciones de vecinos y comerciantes más representativas, «de donde han surgido muchas de las iniciativas que ya son una realidad».

Puerta del Sol

Tal y como avanzaron hace casi un año a LA RAZÓN los arquitectos del proyecto, José Ignacio Linazasoro y Ricardo Sánchez, la peatonalización y «limpia» de elementos de la Puerta del Sol pasaba por la eliminación de algunas de sus salidas de Metro, entre ellas la bóveda acristalada conocida como «ballena» o «tragabolas», según los gustos. Así lo confirmó hace pocas fechas el Ayuntamiento, que comenzará las obras este primer trimestre. En su lugar, la nueva salida de Metro, hecha de vidrio, tendrá forma oval y será transparente, de forma que no habrá obstáculos que impidan la vista de la nueva plaza. Además, la intención es que se integre con las formas curvas de las fachadas de la plaza.

Por otro lado, el proyecto, elegido por concurso en 2014, contempla una reordenación de sus elementos para que, por fin, pueda hablarse propiamente de una «plaza» en plena Puerta del Sol. Eso incluirá, entre otros movimientos, el desplazamiento de la estatua de Carlos III junto al edificio de la Casa de Correos y orientada ahora hacia el noreste; la recolocación de los bancos de piedra en el arco norte de la Puerta del Sol; o el traslado de la estatua del Oso y el Madroño hacia el centro.

La intención es que el espacio se divida en dos arcos: uno en la fachada norte, donde se situarán los bancos (un elemento ahora ausente), las farolas, y las estatuas de Mariblanca y del Oso y el Madroño; después, otro arco, el que va de las calles Arenal y Mayor hacia Alcalá, recogerá las salidas de Metro y la estatua de Carlos III. Del mismo modo, en este último arco, los arquitectos esperan que se construyan unos pabellones que acojan los actuales quioscos.

Recreación de la renovada Plaza del Carmen
Recreación de la renovada Plaza del Carmen FOTO: La Razón
Plaza del Carmen

Tal y como ha podido saber este diario, ya se ha puesto en licitación el contrato para la reforma de la plaza del Carmen, situada en el distrito Centro de la capital, a apenas unos metros de la Gran Vía. Un espacio que llevaba varios años en una situación de semi abandono y con problemas de filtraciones y humedades en su aparcamiento subterráneo. De hecho, a los pocos meses de llegar a la alcaldía, el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida se comprometió a renovar este enclave para hacerlo más «habitable» y «seguro».

Así, con un presupuesto superior a las 7,6 millones de euros, el proyecto busca «reorganizar una plaza que actualmente sufre los estragos causados por una posición absolutamente invasiva de las rampas cruzadas en sentidos inversos, que sirven de acceso y salida» del aparcamiento que hay en la zona. Para ello, se reorganizará el tramo de la calle San Alberto que discurre entre la propia plaza y la calle Montera. En paralelo, el Consistorio remodelará el aparcamiento subterráneo con el fin de atajar los problemas relacionados con las humedades, tras medio siglo de funcionamiento.

En ese sentido, las obras «revolucionarán» el parking al convertirlo en uno de última generación, rehabilitando sus cuatro niveles del aparcamiento subterráneo. Contará con 435 plazas totales, distribuidas para casi 400 coches, 26 para motos y 11 para camiones. La intención es que responda al prototipo de parking sostenible e inteligente que promueve la Estrategia de Sostenibilidad Madrid 360». Deberá estar conectado con el del hotel colindante para reducir el tráfico en superficie. Se permitirá el estacionamiento de bicicletas y Vehículos de Movilidad Urbana como los patinetes. Y, además, deberá ser accesible para Personas con Movilidad Reducida, con acceso exclusivo a plazas para estas personas.

En lo que respecta a la plaza, el entorno también ganará espacio verde, a través de parterres vegetales y nuevos árboles, y zonas estanciales.

Así quedaría la plaza de la Remonta, en el distrito de Tetuán
Así quedaría la plaza de la Remonta, en el distrito de Tetuán FOTO: La Razón

Mostenses y La Remonta también serán renovadas

El Ayuntamiento de Madrid anunció el pasado octubre un proyecto para remodelar la plaza de los Mostenses y su entorno, texto en el que se plantea la peatonalización de calles como Antonio Grilo y San Ignacio de Loyola, así como de las travesías de la Parada y de las Beatas. Además, se añadirá arbolado y alumbrado eficiente. Mientras, la plaza de la Remonta, en Tetuán. Un punto joven de la capital, con apenas 35 años de vida, y que, sin embargo, se ha visto enormemente degradado en los últimos tiempos.