Llegó la mami al Orgullo de Madrid: así ha sido el pregón de Chanel

La artista ha llamado a la unidad “de las minorías” como un “muro infranqueable”, porque no se trata de que “respeten ames a quien ames, sino de que respeten seas quien seas”

La artista Chanel, pregonera del Orgullo LGTBI, ha llamado a la unidad “de las minorías” como un “muro infranqueable”, porque no se trata de que “respeten ames a quien ames, sino de que respeten seas quien seas”. Así lo ha trasladado ante una abarrotada plaza de Pedro Zerolo (más de 10.000 asistentes según organizadores) en un pregón en el que ha incidido en que “cuesta muchos años conseguir derechos pero es demasiado fácil perderlos, en un momento”.

“Hay voces empeñadas en dividirnos y en fracturar la lucha. Es esencial que las minorías nos unamos como un muro infranqueable porque se trata de que te respeten seas quien seas. No se trata de que te respeten ames a quien ames”, ha manifestado desde el escenario. Chanel, que ha lucido un vestido con la bandera arcoíris, ha puesto de manifiesto que su “mayor suerte” fue tener a una familia que la educaron “en el amor y en el respeto”. “Desde muy pequeña me enseñaron que el amor mueve el mundo, que todos somos iguales, sin importar el color de la piel o a quien amemos”, ha reiterado.

En este punto, ha relatado cómo de pequeña fue víctima de racismo y bullying, experiencias que nunca olvidará, pero que lejos de hundirla, la convirtieron “en una mujer segura” de sí misma. “Muchas de las personas que estáis aquí habréis sufrido el rechazo por el simple hecho de ser. Lucharé todos los días para que cada día recibáis el Orgullo que os merecéis, porque ha llegado el momento de convertir los insultos en gritos orgullosos”, ha indicado Chanel.

Para la artista, “la visibilidad es necesaria” para, por ejemplo, “que un beso entre dos mujeres no sea motivo de conflicto”. Sobre su actuación en el festival de Eurovisión, donde consiguió el mejor puesto para España en 27 años, ha señalado que “actuar significó dar voz a quienes han crecido sin referentes y demostrar que ellos también pueden cumplir sus sueños”.

Ha habido también espacio en el pregón para “recordar a quienes iniciaron hace más de medio siglo una lucha importante, que hay que continuar”. “Gracias a gais, bisexuales, lesbianas, trans, intersexuales, queer y no binarias. Gracias a quienes educaron en igualdad, a quien impulsan leyes equitativas. Gracias a todos los hombres y mujeres que he querido por enseñarme a amar sin prejuicios”, ha finalizado.