Cultura

El musical vence a la Zarzuela

Obras de Luna, Vives, Fernández Caballero, Guerrero, Penella, Gershwin, Lloyd Webber, Lehár, Bernstein, Schönberg, etc. Voces: Rocío Ignacio y Jorge de León. Coro Titular del Teatro de la Zarzuela y Orquesta de la Comunidad de Madrid. Director: Oliver Díaz. Teatro de la Zarzuela. Madrid, 28-XI-2019.

Era el día de los inocentes y circulaban noticias sobre un aluminosis que obligaba a cerrar durante un año el Auditorio Nacional. Era claramente una inocentada, pero quien la redactó no sabe que el Palau de la Música lo estará hasta al menos 2021 por un problema constructivo de condensación del aire acondicionado en el techo de la sala, que ha producido su caída y que este auditorio y el Nacional compartieron arquitecto y características, con lo que una cierta preocupación existe. La Zarzuela no vivió inocentada alguna, pero para Oliver Díaz seguro que fue un día dichoso y a la vez amargo, no en vano era prácticamente su despedida como director musical del teatro, aunque en ningún momento alguien se refiriese a ello. Le deseamos mucha suerte en su nueva etapa, porque ésta siempre es necesaria por mucha valía que se tenga. Oliver Díaz tiene talento y su evolución es constante, lo ha demostrado muchas veces y también ésta. Sabe cómo hacer que las melodías vuelen, como lo logró en las frases más líricas de la cuerda al final del intermedio de «La pícara molinera», e impregnar de ritmo, color y vivacidad a las piezas más desenfadadas, como ese «Mambo» que poco tuvo que envidiar en concepto a los de Dudamel. Tiene otra virtud: transmite al público. Por todo ello él fue el protagonista del Concierto de Navidad del teatro, con un programa variado y ameno de zarzuela en la primera parte y opereta, junto con musical, en la segunda. La primera parte pasó algo gélida y los aplausos no pasaron de la cortesía, por más que Jorge de León pusiera toda la carne en el asador en la «Fiel espada triunfadora» y él y Rocío Ignacio echasen arrestos en el «Torero quiero ser» de «El gato montés». Curioso que la técnica canora de ambos siga unos patrones muy parecidos, que no es cuestión de pormenorizar aquí, pero también lógico por otro lado teniendo detrás a Alfonso Leoz.

El villancico que faltó

La velada se fue animando a partir de «La viuda alegre», cuando la soprano dio lo mejor de sí en «Dentro de poco, amigos míos» al, permítaseme la expresión, cantarla con swing. Los aplausos ya se calentaron y lo siguieron haciendo en el dúo posterior de ambos del mismo título, ofrecido en castellano, para alcanzar las ovaciones en el citado «Mambo» y en las tres canciones de «West Side Story» –«I feel pretty», «Maria» y «Tonight»–, con partitura delante por parte del tenor, y el conocido coro de «Los miserables». Al escuchar a Jorge de León su «Maria» me vino al recuerdo, por similitud de enfoque, la bronca de Bernstein a Carreras cuando la grabación del disco. No se la pierdan, está en youtube. Y, ya que hablamos de Berstein, ¡qué pena no haber incluido como propina ese «La Virgen lava pañales» que él incluyó, con coro y orquesta, en el mejor cd navideño que existe. Cerrar con «White Christmas» y «Jingle Bells» proporcionó un toque demasiado americano, aunque el público estuvo encantado. Por cierto, ¿qué fue del Concierto de Navidad del Teatro Real? ¡Feliz 2020!