Salud

“Las células del cáncer son la diana perfecta para los virus”

Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano, investigadores españoles del MD Anderson de Houston explica la importancia real del uso de la viroterapia

Juan Fueyo y Candelaria Gómez-Manzano son dos neurólogos españoles que desarrollan su carrera profesional en investigadores en el Centro de Cáncer MD Anderson, en Houston, Estados Unidos. Allí investigan cómo emplear los virus contra los tumores cerebrales. En la actualidad, sus ensayos están bastante avanzados y la viroterapia se ha convertido en una parte importante de la inmunoterapia. Ambos investigadores, explican a A TU SALUD porque este tipo de abordaje es tan importante y en qué consiste realmente.

Publicidad

¿Por qué los virus pueden ofrecer respuestas a los tratamientos contra determinados tumores?

Los virus han evolucionado para infectar y matar células (¡Les va la vida en ello!). Las células de cáncer presentan unas características ideales para la infección y multiplicación de los virus, por ejemplo, se dividen constantemente, y algunas de las proteínas antivirus que tienen las células normales, como el interferón, están defectuosas en las células de cáncer.

¿Cuáles son los más propensos a ofrecer mejores respuestas?

Dependiendo del tipo de virus hay tumores que son más sensibles. Por el momento, los melanomas y los tumores cerebrales están entre los más sensibles. Los primeros porque son muy inmunogénicos y los segundos porque no desarrollan metástasis.

Publicidad

¿Qué diferencia el virus, bautizado como CF33, con los que usted emplea en sus ensayos clínicos?

Nuestro trabajo se centra en los adenovirus (o virus del constipado), el CF33 es un virus vacuna o vaccinia. El CF33 consiste en la modificación del virus silvestre para añadirle un gen que ayuda a visualizar el virus en el tumor y un inmunomodulador (el anticuerpo anti-PD1). Es un virus muy complejo, parece una estrategia que no es nueva. La misma idea se ha probado antes con el virus del sarampión, y es demasiado complicada. Pero tenemos que ser optimistas y esperar a los resultados clínicos. El adenovirus es con toda seguridad menos tóxico. Los estudios clínicos efectuados hasta ahora demuestran que terapias basadas en adenovirus o virus del resfriado no producen toxicidad mayor en los pacientes.

Publicidad

¿En qué momento de la investigación se hallan con respecto a los suyos?

Están a nivel preclínico. Aunque parece que los estudios se han hecho en City of Hope en Los Ángeles, California, quieren empezar los estudios con humanos en Australia el próximo año. El primer estudio clínico con el virus oncolítico que hemos desarrollado se inició en el 2009, y desde ahora estamos terminando un estudio clínico fase dos en varios hospitales de EE UU y Canadá.

¿Cuántos pacientes con tumores cerebrales se han podido beneficiar en los ensayos clínicos de los avances de su proyecto?

El número de pacientes tratados con nuestro adenovirus es alrededor de 150. Las respuestas positivas se observan en un 15-20% de estos pacientes.

¿Cuál es el periodo de tiempo que se necesitan para probar su utilidad y que se empleen en la práctica clínica?

Nosotros tardamos seis años desde la publicación de los resultados preclínicos en llegar al estudio clínico. Creo que las compañías farmacéuticas citan un periodo de siete años para trasladar un resultado positivo del laboratorio al paciente.

Publicidad

¿Cómo es el futuro de los virus oncolíticos dentro del botiquín terapéutico del cáncer?

El cambio de paradigma que ha supuesto saber que los virus oncolíticos son un caso especial de inmunoterapia ha convertido los virus en el objeto de estudio de muchos laboratorios. El otro aspecto positivo es que los virus funcionan, es decir que pueden destruir tumores, y por lo tanto tienen un gran futuro. Las compañías farmacéuticas están ahora invirtiendo miles de millones de dólares en este tipo de terapia. Hay estudios clínicos en Australia, como el que proponen con el CF33, en América (donde la FDA ha aprobado un virus oncolítico para tratar melanomas), Asia (la China ha sido el primer país en aprobar un virus oncolítico para tratar cáncer) y Europa. En España, Marta Alonso es la bióloga que está detrás de dos estudios clínicos en la Clínica Universitaria de Navarra para tratar adultos y niños con tumores cerebrales. Ramon Alemany en el ICO, en Barcelona, está promoviendo estudios clínicos para tratar varios tipos de tumores con adenovirus. Hoy por hoy, el futuro de los virus oncolíticos es muy prometedor.