¿Por qué el champú sólido es la mejor opción para el cabello?

Este tipo de producto es dos veces más duradero que uno tradicional y respetuoso con el medio ambiente

Utensilios ecológicos en el baño
Utensilios ecológicos en el bañoDreamstime Dreamstime

Hace tiempo que la cosmética tomó con fuerza la bandera de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente para poner su granito de arena en la responsabilidad de proteger el entorno a través de gestos cotidianos de nuestro día a día. Y eso se deja sentir en la gran cantidad de alternativas ecológicas y respetuosas que existen en nuestra higiene habitual. Es el caso, por ejemplo, del champú sólido, una opción que ya lleva algunos años entre nosotros pero que desde hace pocos meses ya se ha convertido en un auténtico «must» en la rutina de baño de aquellas personas que quieren presumir de un cabello lustroso y saludable pero haciéndolo de manera ecológica y sostenible, sobre todo ahora con la recuperación de los ansiados viajes y las escapadas fuera de nuestro hogar.

El champú sólido se presenta como una revolución en el cuidado capilar que este verano está en pleno auge. Su presentación en formato pastilla nos recuerda al jabón de antaño, al de toda la vida, pero ¿qué es exactamente lo que hace tan popular a uno de los productos más demandados de los últimos meses? Mifarma by Atida, la compañía on-line de productos de farmacia y parafarmacia, da todas las claves sobre este innovador producto capilar que ha llegado con fuerza a España y lo hace con visos de quedarse entre nosotros.

Ingredientes naturales

Los cosméticos naturales son más populares que nunca y cada vez existen más productos de belleza que contienen ingredientes puros, sin dejar espacio para la química. Y esto no sólo es válido para la piel o las uñas, sino también para el cabello, con texturas especialmente suaves y delicadas que logran un acabado perfecto y muy agradable. Esta suma de ingredientes es lo que convierte al champú sólido en un acierto seguro para cualquier persona que quiere cuidar su pelo sin dejar de lado la protección del medio ambiente. «Dos de los aspectos más destacados que han convertido al champú sólido en uno de los productos más deseados son sus ingredientes naturales y su durabilidad», explica Reme Navarro, farmacéutica y directora de Estrategia de Negocio de Mifarma by Atida.

Uno de los puntos fuertes que impulsa el empleo del champú sólido frente a los tradicionales es que se trata de una opción mucho más respetuosa con el medioambiente. Y las razones son variadas, ya que, por un lado, se fabrican sin la necesidad de emplear plásticos para su embalaje, lo que permite, además, que sus envases sean mayoritariamente elaborados con material reciclado y que, también, ocupen un volumen mucho más reducido, aminorando así la cantidad de residuos que se generan a diario en el hogar.

Aguas biodegradables

Como consecuencia de todo ello se reduce considerablemente la emisión de CO2 tanto en su fabricación como en su distribución y esto también es uno de los hitos a favor de este nuevo tipo de productos. En concreto, «unos 100 gramos de champú sólido equivalen a unos tres botes del líquido. Además, no generan un impacto negativo en la naturaleza, pues las aguas de lavado son biodegradables», recuerda la farmacéutica y directora de Estrategia de Negocio de Mifarma by Atida. Y es que, a diferencia del champú tradicional en formato líquido, el sólido no necesita una botella de plástico en la que almacenarse, por lo que lo más recomendable es pasarse a la jabonera dentro de la ducha y guardar ahí la pastilla para ir utilizando cada día de forma más cómoda, sin ocupar tanto espacio en la estantería ni acumular residuos.

De hecho, esa comodidad de almacenaje y esa practicidad hacen que el champú sólido se convierta en una alternativa imprescindible durante cualquier escapada o viaje, ya que, «tal y como nos indican muchos de nuestros usuarios, la posibilidad de llevarlo de viaje sin pensar en las restricciones de equipaje en el aeropuerto hace que sea una de las opciones más demandadas durante el verano», reconoce la especialista.

A primera vista, el champú sólido parece una pastilla de jabón corriente. Pero esta alternativa de jabón para el pelo resulta muy diferente a las opciones tradicionales. Por un lado, el champú sólido posee un pH neutro y puede tener los mismos ingredientes y propiedades que el champú líquido que encontramos en cualquier marca. La principal diferencia entre ambos es que, durante la fabricación, esta nueva alternativa se deshidrata para dejarlo en estado sólido, y eso cambia enormemente las reglas del juego. «A nivel general, estos productos suelen estar formulados con ingredientes menos agresivos. En consecuencia, su empleo nos permite tener un cabello más saludable y nos ayuda a recuperar el equilibrio natural, pudiendo ayudar a reducir o evitar problemas más serios como dermatitis seborreica, caspa o picores», asegura Navarro.

¿Cómo se emplea?

La pregunta del millón para muchas personas es saber cómo se emplea el champú sólido. Y la respuesta es bien sencilla, ya que a pesar de todas las diferencias que existen frente a los productos tradicionales, a la hora de utilizarlo durante la rutina del baño, el procedimiento es el mismo que con un champú líquido habitual, aunque con algunas mejoras.

Por un lado se puede aplicar bien sobre la mano mojada, pasando el champú sólido varias veces para lograr generar suficiente espuma que permita lavar con facilidad todo el cabello. Pero hay otra alternativa, y es que también es posible frotar el champú sólido directamente sobre el cabello mojado, cogiendo la barra y pasándola sobre el pelo varias veces para conseguir que la espuma se quede impregnada sobre la cabeza. Sea cual sea la opción elegida, en ambos casos el siguiente paso debe ser masajear el cabello con fuerza durante algunos minutos, como de costumbre, preferiblemente con movimientos que vayan desde la raíz hasta las puntas para que el champú penetre correctamente y se logre una buena limpieza de todo el cuero cabelludo. A continuación, toca aclarar con abundante cantidad de agua hasta eliminar cualquier resto de espuma o de jabón sobre la cabeza y, por último, llega el momento de guardar el champú y en este caso lo más recomendable es ser cuidadoso y almacenarlo en un lugar seco, preferiblemente sobre una jabonera o también en un recipiente de latón.

Y al igual que ocurre con los champús tradicionales que podemos encontrar en cualquier farmacia o parafarmacia e incluso en el supermercado, existen diferentes alternativas en función del tipo de cabello que se tenga, como pelo más seco, con tendencia grasa, más quebradizo o fuerte, sin pasar por alto que también existen algunas opciones para esas necesidades puntuales que se puedan generar en el cabello, como pelo teñido, rizado o con tendencia a la caspa, por lo que también es una perfecta alternativa para mimar al detalle la cabellera.

Pero ahí no acaban todas las ventajas que ofrece el champú sólido en nuestra rutina diaria de belleza, ya a todo ello se suma la practicidad, pues este tipo de jabón puede usarse para todos los miembros de la familia, dados sus ingredientes naturales y su cuidada textura, de forma segura y manteniendo el pelo limpio durante más tiempo. Además, como no ocupan nada, pueden llevarse a cualquier viaje y lo mejor de todo es que puede emplearse también en el cuerpo, por lo que resulta ideal para una pequeña escapada viajera en la que la maleta sea reducida.

Más económico

Otra de las grandes cuestiones que ha convertido al champú sólido en un producto de moda es que puede resultar bastante más económico que el jabón de pelo tradicional, ya que «una pastilla de champú sólido puede durar hasta 80 lavados, lo que resulta también muy económico», asegura Navarro, quien destaca que «la forma de aplicarlo también resulta muy sencilla».

Por todo ello, parece obvio que existen argumentos más que sólidos para entender porqué este producto es un «must», tal y como reconoce Navarro, quien hace hincapié en que «desde hace tiempo, somos testigos de que la cosmética natural ha vuelto, y es algo que también hemos notado en la demanda de Mifarma by Atida. En el caso de los champús sólidos, gracias a sus características, se trata de uno de los productos que más se adquieren y por los que más preguntan nuestros usuarios. Animamos a todo el mundo a probar esta alternativa tan natural, fácil de emplear y tan cómoda porque seguro que no se arrepentirán».

Champú Sólido Papaya y Naranja Tropicania 50gr

Este champú sólido de Tropicania es esencial para dar vitalidad a la melena. Formulado con un 92% de ingredientes frescos de origen natural, entre los que destacan las propiedades antioxidantes y purificantes de los extractos naturales de papaya y naranja. Gracias a ello permite cuidar el cabello naturalmente, ya que limpia en profundidad el pelo manteniendo su hidratación.

Champú sólido Tropicana FOTO: Archivo Tropicana

A pesar de su pequeño tamaño, presume de una larga duración, ya que dura hasta dos veces más que un envase de champú convencional. En concreto, este producto de Tropicana equivale a 400-600 ml de champú líquido. Además, es apto para veganos, ya que está considerado «Cruelty-free», es decir, no testado en animales, y posee un formato denominado «travel-friendly», por lo que es ideal para llevarlo a cualquier parte sin ocupar apenas espacio. Es cero plásticos, totalmente reciclable y está testado dermatológicamente.

Motivos para elegir el champú sólido
AHORRO DE AGUA
Un champú sólido puede contener hasta ocho veces menos agua que uno tradicional
CERO PLÁSTICO
El uso de un champú sólido evita el empleo de plástico en el envase, ya que suelen presentarse con un formato más compacto y envoltorios de cartón
MÁS ECONÓMICO
El empleo de este tipo de champú resulta más económico que el tradicional porque está demostrado que su duración resulta mucho mayor
MÁS CÓMODO
El tamaño reducido del champú sólido y su facilidad de transporte hacen que sea menos aparatoso tanto en la maleta como en la estantería del baño
MEJOR PARA EL CABELLO
Al estar elaborados con ingredientes naturales resultan mucho menos agresivos para el pelo