Sociedad

Un paso más para garantizar la seguridad del paciente en los ensayos clínicos

Farmacéuticos y patronal han presentado una guía que contribuirá a reforzar la participación del farmacéutico de hospital en los ensayos clínicos con un fin: aunar criterios, lo que garantizará aún más la seguridad y mejorará la competitividad de cara al exterior

Jesús Aguilar, Ángel M. Villar del Fresno, Javier Urzay y Emili Esteve durante la intervención de María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
Jesús Aguilar, Ángel M. Villar del Fresno, Javier Urzay y Emili Esteve durante la intervención de María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios FOTO: Farmaindustria

La complejidad de los nuevos medicamentos hace necesaria una mayor participación y colaboración de los farmacéuticos de hospital en el proceso de la I+D biomédica. Con el fin de responder a esa necesidad aunando criterios, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la Vocalía de Farmacia Hospitalaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Farmaindustria han presentado hoy la Guía de Excelencia para la realización de ensayos clínicos en la Farmacia Hospitalaria.

Este documento de trabajo -que se irá actualizando cuando sea necesario- también pretende introducir mejoras en la comunicación, armonizar y digitalizar procesos en la realización de ensayos clínicos en los servicios de Farmacia Hospitalaria, así como dar respuesta a los desafíos que implica mantener y mejorar la competitividad de España como referente internacional en investigación biomédica.

Este nuevo código de excelencia, se suma a las otras dos guías de excelencia que se han aprobado en los últimos años entre las compañías farmacéuticas y diferentes colectivos para reforzar la actividad de España en ensayos clínicos: una que se centró en mejorar la participación de pacientes adultos y otra de pacientes pediátricos en todo el proceso investigador.

Es por tanto un paso más para garantizar la seguridad de los pacientes al contar con criterios armonizados, un mayor control de la medicación... en definitiva, un documento que protocoliza aún más los pasos en los ensayos clínicos, lo que mejorará la competitividad de cara al exterior.

Algo clave, ya que España se ha convertido en los últimos años en uno de los países líderes en ensayos clínicos, gracias a la solidez del sistema de salud, a la alta cualificación de los profesionales sanitarios, a una Administración sensible que impulsó una legislación pionera en la materia, a unas organizaciones de pacientes cada vez más implicadas y a una industria biofarmacéutica comprometida con la I+D en nuestro país. Hoy, uno de cada tres ensayos clínicos realizados en Europa con nuevos medicamentos cuenta con participación española.

A esto se suma que la investigación de nuevos medicamentos es cada vez más abierta y colaborativa, y que los futuros tratamientos -basados en la Medicina de precisión- implican mayores niveles de complejidad y exigencia. Por este motivo, es necesaria una mayor participación y colaboración de los farmacéuticos de hospital en el equipo encargado de desarrollar un ensayo clínico por el valor añadido que pueden aportar a lo largo del proceso y a los pacientes.

Para el subdirector general de Farmaindustria, Javier Urzay, es necesario seguir avanzando hacia la excelencia en la investigación clínica, un campo en el que España no sólo está en vanguardia, sino que tiene la oportunidad de seguir creciendo: “La lucha contra la pandemia ha mostrado hasta qué punto la colaboración entre industria y comunidad científica es la base de la innovación en medicamentos; sólo así es posible avanzar con rapidez en el desarrollo de nuevas soluciones terapéuticas y asegurar que no haya conocimiento que se quede sin desarrollar por falta de recursos”.

“Los ensayos clínicos de nuevos medicamentos -prosigue- generan un círculo virtuoso: atraen para el sistema sanitario inversión de la industria promotora; contribuyen a la cualificación de nuestros profesionales sanitarios, que participan de la vanguardia científica, y multiplican las opciones para los pacientes, puesto que la participación en un ensayo ofrece alternativas y puede ser la única salida para ciertos pacientes graves. Documentos como el que hoy presentamos, fruto de la colaboración, nos ayudan a seguir avanzando con paso firme”.

“El compromiso de la Farmacia Hospitalaria con la actividad investigadora es máximo. Somos conscientes del rol que realizamos en la gestión de los medicamentos en investigación, y esta guía es un ejemplo de la voluntad de llegar al máximo de excelencia. Pero tenemos que dar el salto a participar como investigadores principales, al igual que ha ocurrido en el ámbito asistencial”, afirma la presidenta de la SEFH, Olga Delgado.

Para el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, “esta guía es un paso es muy importante para potenciar el papel de los servicios de Farmacia en la realización de ensayos clínicos de nuevos medicamentos”; “unos ensayos que en numerosas ocasiones son la única esperanza para los pacientes que sufren determinadas enfermedades, y en los que España es un referente internacional”.