¿Cuál es la diferencia entre la piel seca y la piel deshidratada?

Los términos “seco” y “deshidratado” pueden utilizarse indistintamente en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, cuando hablamos del cuidado de la piel, estas palabras no son sinónimos

Si hablamos de piel, las palabras "seco" y "deshidratado" no significan exactamente lo mismo
Si hablamos de piel, las palabras "seco" y "deshidratado" no significan exactamente lo mismo FOTO: DREAMSTIME Dreamstime

Los términos “seco” y “deshidratado” pueden utilizarse indistintamente en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, cuando hablamos del cuidado de la piel, estas palabras no son sinónimos.... hay un matiz digno de ser tenido en cuenta: la piel seca es un tipo de piel, como lo puede ser la piel mixta o la piel grasa, que se caracteriza por una producción insuficiente y crónica de sebo o aceite. Y la piel deshidratada -por su parte- es un estado por el que puede pasar cualquier tipo de piel en algún momento de su vida... incluso las pieles naturalmente grasas. No obstante, sea cual sea el problema, es importante que sepamos cómo afrontarlo:

Las pieles secas tienen menos brillo y son más ásperas | Fuente: Dreamstime
Las pieles secas tienen menos brillo y son más ásperas | Fuente: Dreamstime

¿Cómo puedo cuidar de la piel seca?

La piel seca es un fenómeno persistente que suele ir acompañado de algunos síntomas incómodos, como la tirantez, el picor, la irritación o -incluso- las rojeces y la descamación. Este tipo de piel es especialmente áspera y carece de luminosidad. Las personas con piel seca la notan poco confortable y necesitan texturas untuosas que les permitan hacer frente a esa sensación de incomodidad. Además, suele presentar arrugas y líneas de expresión marcadas de forma prematura. En invierno sufre mucho por el frío, el viento o la sequedad ambiental provocada por la calefacción.

La limpieza es una agresión para una piel seca, porque el agua puede irritarla, así que hay que evitar los productos que se retiran con agua. Lo ideal es usar limpiadores suaves e hidratantes, como bálsamos y leches limpiadoras. La hidratación es esencial en la piel seca, y hay que usar cremas que ayuden a reponer lípidos, con ceramidas, principalmente, y todo tipo de cosméticos en los que se especifique que son para piel seca. También es importante utilizar a diario protección solar.

¿Cómo debo cuidar la piel deshidratada?

La piel deshidratada es un estado de la piel que ha perdido agua... y eso ocasiona una alteración en la función barrera. La manera de contrarrestar esta falta de agua será con el uso de cosméticos más fluidos que contengan ácido hialurónico, por ejemplo. Existen cosméticos en textura gel que también incorporan ceramidas que ayudan a reestablecer los valores. La piel deshidratada también ha perdido la luminosidad, pero no resulta tan áspera al tacto, como la seca, y tampoco presenta esa sensación de incomodidad tan evidente.

El estado de nuestra piel es un reflejo del estado de nuestra salud | Fuente: Objetivo Bienestar
El estado de nuestra piel es un reflejo del estado de nuestra salud | Fuente: Objetivo Bienestar FOTO: Objetivo Bienestar La Razón

La piel deshidratada al ser una alteración se puede corregir con una buena rutina de cuidados. Lo esencial es reponer la función barrera, con cremas que tengan activos que hidraten y eviten esa pérdida de agua. Además, es aconsejable usar una vez a la semana una mascarilla hidratante. Ojo, hay que usar cremas hidratantes... pero que sean específicas para cada tipo de piel. Es decir, en una piel grasa/mixta hay que elegir siempre productos oil free y no comedogénicos, porque hay que hidratar, sí... pero no aportar grasa a la piel.