Las crecidas de los ríos amenazan el norte

En la costa el oleaje puede alcanzar más de 6 metros

Thumbnail

Desde la costa de la muerte en Galicia hasta el País Vasco sienten ya los efectos de una nueva borrasca.

Las aguas turbulentas que libera la presa llegan a Orense con menos fuerza pero ya inundando muchas zonas cercanas al Miño, especialmente las termas de A Chavasqueira, desaparecidas tras una cauce crecido 6 metros por encima de lo habitual.

En la costa el oleaje es fiero y supera ya la duna edificada para frenarlo en A Coruña. Y aún más amenazantes resultan las olas para los percebeiros de Muxía. Algunos se la juegan un día como el de hoy para evitar los estragos del temporal en su economía.

En Gojón agradecen la lluvia, pero no así los pueblos por los que atraviesa el río Bernesga, en León, que siembra la incertidumbre entre los vecinos. En muchos pueblos les salva haber limpiado a tiempo los ojos de los puentes. Pero esta forma de llover no es normal.

La situación irá a peor en las próximas horas.