Iglesias y Montero: pelea por la baja de padres con hijos en cuarentena

El vicepresidente contradice a la ministra y asegura que se les garantizará una incapacidad temporal que reconozca al menos el 75% de las cotizaciones

No es la primera vez que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, contradice o reprocha la actitud de un ministro socialista. Si hace unas semanas afeaba a la responsable de la cartera de Educación, Isabel Celaá, su «falta de liderazgo» para organizar la vuelta al colegio, ayer corrigió a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haciedo más visible la escisión en la coalición del Gobierno entre Unidas Podemos y PSOE.

Iglesias, en una entrevista en La Sexta, llamó a la calma ante el polémico anuncio de Montero, quien el lunes advirtió que solo se podrían acoger a la baja laboral los padres cuyos hijos tuvieran una PCR positiva, pero no si requerían cuarentena por haber estado en contacto con un caso sospechoso. En esa situación, dijo, los cónyuges tendrían derecho a una reducción del 100% de la jornada pero sin contraprestación económica.

Ante el revuelo generado, ayer el líder de Unidas Podemos desdijo a Montero y seguró que estos padres «tendrán derecho a una incapacidad temporal que tenga reconocido al menos el 75% de las cotizaciones sociales». Es decir, que podrán pedir la baja en los mismos términos que los padres que deban quedarse cuidando a sus hijos cuando estos sí hayan sido diagnosticados de coronavirus.

«El Ministerio de Trabajo está trabajando ya en ello», y «si unos padres se tienen que quedar con sus niños a los que se les ha recomendado la cuarentena, bien por estar contagiados o expuestos, se van a poder a acoger a esta cláusula», sostuvo. De hecho, Iglesias fue más lejos y aseguró que esta baja también podrán cogérsela los padres de niños que tengan fiebre y sospechen que puede deberse a la Covid-19 y por eso no lo pueden llevar a la escuela, pese a que aún no haya sido diagnosticado ni se le ha recomendado cuarentena.

Ayuda domiciliaria

Castilla y León ha ido un paso más allá para facilitar la concialiación en tiempo de pandemia. La consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que dirige la zamorana Isabel Blanco, anunció ayer la puesta en marcha de un «Cheque servicio» que permitirá a las familias, con niños menores de 12 años que han de permanecer confinados y sus progenitores no puedan permanecer en su domicilio por motivos laborales, contratar a una persona durante esas horas en los padres no puedan dispensar la atención necesaria.

Para su implantación, el Ejecutivo autonómico destinará tres millones de euros, que se suman a los 30,7 aprobados en dos fondos extraordinarios para ayudar a las familias más vulnerables afectadas por la Covid-19. Además, la Junta de Castilla y León impulsa una ayuda a domicilio a menores confinados por coronavirus en su centro educativo, hayan dado positivo o no, con el fin de que un profesional pueda cuidar al niño un periodo en casa o acompañarle al médico.