Salvador Illa: “Aconsejo a los madrileños que restrinjan al máximo su movilidad"

El ministro de Sanidad augura que las medidas implantadas por Ayuso “van a servir” pese a que la situación es “preocupante y compleja”

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha calificado la situación de la pandemia de coronavirus en la Comunidad de Madrid como “preocupante y compleja”, aunque ha señalado que las restricciones implantadas por el Gobierno de Díaz Ayuso “van a servir, por descontado”. “Lo importante es que se han tomado. No voy a entrar en si han llegado tarde. Tenemos que ver si hacen falta más”.

Preguntado en la Cadena Ser sobre si sería recomendable que la Comunidad de Madrid pidiera el estado de alarma para controlar la pandemia, Illa ha afirmado que “no” y ha considerado que con las medidas adoptadas “hay posibilidad de entrar en una situación controlada de la pandemia en esta comunidad autónoma”.

“Recomendaría a los madrileños que en los próximos días restringieran al máximo su movilidad a aquello que es esencial y sus contactos al grupo de convivientes más cercano. Me preocupa Madrid y me preocupa la situación de la pandemia en toda España”, ha pedido.

En ese sentido, ha apuntado ha recordado que ayer por la tarde ya se mantuvo una primera reunión de trabajo entre el Gobierno y la comunidad, a la que seguirá otra esta mañana y una segunda por la tarde. “Pensamos que hay margen si las cosas se hacen bien y con agilidad para estabilizar la situación en la Comunidad de Madrid y, una vez estabilizada, empezar a doblar la curva”, ha señalado.

Illa ha asegurado que Madrid ha tomado “medidas importantes” y ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, reforzaron los mecanismos de coordinación y crearon unos grupos de trabajo para estudiar si las medidas son suficientes o hay que adoptar otras “adicionales”.

Preguntado por la recomendación de Quim Torra a los catalanes para no viajar a Madrid por la situación epidemiológica, Illa ha advertido que “estamos en una situación que no es estable” y que “las cosas cambian”. “Hace unas semanas veíamos que la principal incidencia se daba en Cataluña y Aragón, ahora es en la Comunidad de Madrid, esto nos enseña que de esto vamos a salir juntos, hoy puedes estar mejor que otra comunidad pero mañana no”.

A nivel nacional, el titular de Sanidad ha reconocido que la situación, en general, es preocupante, por lo que si no se ataja el incremento de casos, se podrá “llegar a comprometer” el Sistema Nacional de Salud, aunque aun no lo está. ha reconocido que “hay presión” en los hospitales y un incremento “muy importante” en los servicios de la atención primaria. "O se atajan los casos o las hospitalizaciones pueden comprometer el sistema hospitalario”. Por ello ha instado a seguir las recomendaciones sanitarias y en Madrid reducir al máximo la movilidad e intentar evitar las no imprescindibles.

Sobre si se ha actuado a tiempo en la gestión de la pandemia ha afirmado que “es muy fácil predecir el pasado”. A su juicio, el proceso de desescalada “fue acertado en sus principios de actuación, gradual, territorializado”. "Cuando se incrementa la movilidad se incrementan los contagios”. Reconoce que con lo que sabe ahora podrían haber hecho las cosas “de forma distinta”. “El foco ahora hay que ponerlo en atajar los casos”.

Respecto a por qué no se ha realizado una evaluación independiente de la gestión de la pandemia como han pedido un grupo de expertos, Illa ha contestado: “porque estamos combatiendo la pandemia”. No obstante, ha dicho que ya se está trabajando en decidir cómo, cuándo y quién la hace, y ha adelantado que ya tiene fecha para recibir a uno o varios de los firmantes de la iniciativa, publicada en la revista The Lancet. El ministro ha rechazado que el comité científico que asesora al Gobierno sobre la pandemia esté “desactivado”, aunque ha reconocido que “personalmente” no se ha reunido con sus miembros desde el mes de julio y ha dicho no poder confirmar si el doctor Fernando Simón lo ha hecho.

Respecto a la falta de médicos, Illa ha respondido que “el año pasado se sacó un 15% de plazas más que otros años”. “Hay soluciones a corto plazo y a medio plazo. Hay que crear más plazas y reforzarlas”, ha señalado. “Las plazas que se ofertan en el MIR son las que nos piden las comunidades autonómas". “España tiene 4,33 médicos para 1.000 habitantes de media. Tiene mucho que ver con las condiciones laborales y las comunidades están en ello”, ha apuntado.