¿Cuánto cuesta un entierro?

El precio medio de un ataúd ronda los 1.200 euros, según un estudio de la OCU, pero el importe de la ceremonia puede variar en función del municipio

La pérdida de un ser querido es una situación dura en la que además, se juntan una serie de trámites que llegan en el momento más inoportuno, como es el caso del cobro de la herencia o la gestión del entierro. El ataúd, el velatorio, la posible incineración, la lápida en el caso de que se decida enterrar a la persona que ha fallecido, son algunos de los factores que determinan el coste del ritual funerario. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) adivierte de que se se trata de un sector poco transparente y con muy poca competencia, por lo que es difícil hacerse una idea de cuánto puede costar un entierro hasta que la empresa funeraria pasa la factura.

Un entierro sin muchos lujos, pero completo cuesta de media unos 3.500 euros, según los cálculos de OCU. Los servicios que se suelen incluir en el precio son el ataúd, la tanatopraxia o el coche fúnebre, entre otros, pero ¿cuánto cuesta cada cosa? El féretro es lo que puede encarecer más el entierro, ya que su precio medio es de unos 1.200 euros, pero en función del modelo puede ser mucho menos asequible. El estudio de la organización de consumidores sostiene que el alquier del tanatorio durante 24 horas suele rondar los 500 euros.

También es necesario pagar el servicio de inhumación, en el caso de que el cuerpo sea enterrado, o la incineración. El alquiler de un nicho en el cementerio depende mucho en función del municipio, ya que su precio va desde los 100 euros hasta más de 1.800 euros.

Enterrar o incinerar cambia ligeramente el precio

El precio medio del servicio de inhumación básico en España es de 602 euros. Murcia es donde resulta más barato, con un precio de 74 euros, seguida de Zaragoza (109 euros) y Alicante (164 euros). Por el contrario las capitales de provincia más caras son Madrid, con un precio medio para el servicio más económico de 1.881 euros, Salamanca (1.410 euros) y Ciudad Real (1.037 euros).

La alternativa a las inhumaciones son las incineraciones, una opción elegida en más del 40% de las defunciones, según la OCU. Aunque no todos los tanatorios disponen de crematorio, los precios son más económicos que el entierro. El precio medio en los cementerios municipales de España es de 557 euros. Las ciudades con las tarifas de cremación más económicas son Logroño (198,29 euros), La Coruña (224,88 euros), Sevilla (226,76) y Pamplona (242.25 euros). Las opciones más caras son las de Salamanca (1001,79 euros) y Granada (968 euros).