La OMS actuó tarde y mal durante los primeros meses contra la pandemia

Duras críticas de un equipo de expertos y líderes internacionales

Personas beben durante un concierto en Wuhan
Personas beben durante un concierto en WuhanROMAN PILIPEYEFE

El «show off» del gobierno chino es interminable. Cuando se cumple un año de la fecha histórica en la que el país decretó el primer confinamiento del siglo XXI, que encerró a los 11 millones de habitantes de la ciudad de Wuhan durante 76 días, las autoridades se esfuerzan por hacer entender al mundo que, gracias a sus «acertadas» decisiones, hoy, la ciudad donde comenzó la pesadilla, es una especie de Utopía postapocalíptica de como será el mundo cuando esto acabe. Mientras el resto del planeta agoniza en medio de una tercera ola, Wuhan muestra orgulloso sus celebraciones del año nuevo con imágenes de millones de personas sin mascarilla, sin distancia, exultantes del felicidad.

Sin embargo, el resto del mundo no lo ve así. Un informe del Panel Independiente de Respuesta y Manejo Global de la pandemia, un grupo internacional de expertos encabezado por la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark y la ex presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y al que ha tendido acceso LA RAZÓN, acusa a los funcionarios chinos de «no haber aplicado medidas de salud pública lo suficientemente efectivas y tajantes para frenar el brote inicial de Covid-19 en enero». «A medida que surgieron pruebas de transmisión de persona a persona, en demasiados países esta señal fue ignorada», añaden.

Pero lo más grueso de las críticas lo recibe el Comité de Emergencia de la OMS, que no se reunió hasta la tercera semana de enero y no declaró una emergencia internacional hasta su segunda reunión, el 30 de enero. «Aunque el término pandemia no se utiliza ni se define en el Reglamento Sanitario Internacional (2005), su uso sirve para centrar la atención en la gravedad de un evento de salud. No fue hasta el 11 de marzo que la OMS utilizó el término». «El sistema de alerta de pandemia global no es adecuado para su propósito, y la OMS no ha tenido el poder suficiente para hacer su trabajo», apunta el trabajo. El informe deja claro que hubo un fracaso en la capacidad colectiva para crear una red protectora de seguridad internacional. Así lo expresa Gail Carson, vicepresidenta de la Global Outbreak Alert & Response Network. «La OMS sigue crónicamente infrafinanciada pero persistentemente criticada, mientras que se espera que nos guíe a través de múltiples crisis. Durante esta pandemia, la OMS ha seguido respondiendo a otros brotes y crisis sanitarias pero, desgraciadamente, se ve obligada a dedicar sus esfuerzos en actividades de recaudación de fondos en detrimento de su capacidad concentrarse en el cumplimiento de sus prioridades básicas, incluso en la preparación y respuesta ante una pandemia». Por otro lado, pero en el mismo sentido, los expertos manifiestan que, aunque aún es muy pronto para poder hacer una valoración objetiva del ejercicio del organismo internacional durante este primer año de pandemia «lo que está claro es que el mundo depende más de una OMS que nunca antes en la historia de la Organización».

Destacan este punto en referencia a la inactividad de otros grupos supranacionales, como el G7/8, el G/20 o el G/77 que, aunque en sus últimas reuniones hayan dado prioridad a temas de seguridad y preparación ante emergencias sanitarias, han tenido un papel «totalmente reactivo» en la pandemia.

China informó ayer de que había detectado 80 nuevos casos de covid, de los que 65 fueron por contagio local localizados en las provincias de Heilongjiang (29), Hebei (19) y Jilin (12), mientras que en Shanghái se registraron 3 casos y en la capital, Pekín, 2 casos. Todo justo un año después de la cuarentena en Wuhan y en vísperas de la fiesta del Año nuevo lunar.