Internacional

Un español y una portuguesa, detenidos cuando huían de Ámsterdam tras saltarse la cuarentena

La pareja asegura haber recibido “permiso para marcharse” después de someterse a dos test de antígenos que dieron negativo

Carola Pimenta, en la imagen, portuguesa de 28 años, en la habitación de un hospital del norte de Países Bajos
Carola Pimenta, en la imagen, portuguesa de 28 años, en la habitación de un hospital del norte de Países Bajos FOTO: Carola Pimenta y Andrés Sanz EFE/

La gendarmería neerlandesa detuvo a un ciudadano español y una portuguesa en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam cuando intentaban huir del país a bordo de un avión con destino a España, después de escapar del hotel donde cumplían cuarentena con los demás viajeros que llegaron de Sudáfrica con 13 contagios de la variante ómicron.

Un portavoz de la Royal Netherlands Marechaussee explicó este lunes a Efe que la gendarmería recibió ayer “información que afirmaba que dos personas habían abandonado el hotel donde cumplían cuarentena cerca a Schiphol y que tenían la intención de dejar el país, por lo que se inició una investigación para localizarlos” antes de que lograran salir de Países Bajos.

La pareja, un chico de 30 años y una chica de 28, habían adquirido dos billetes de avión para un vuelo que salía ayer domingo a última hora de la tarde hacia una ciudad española sin especificar, y habían logrado incluso embarcar, pasando todos los controles previos “aparentemente” con su pase covid que recoge que ambos están completamente vacunados.

“Estaban intentando abandonar Países Bajos en un avión. El proceso de embarque ya estaba finalizado, así que tuvimos que entrar dentro del avión, sacarlos de ahí detenidos y entregárselos a las autoridades sanitarias, que los pusieron a disposición de la Fiscalía para decidir cómo se procederá a partir de ahora”, explicó el portavoz.

La Fiscalía podría presentar a lo largo de este lunes los cargos que se imputarán a la pareja por “violar la cuarentena obligatoria”, lo que en Países Bajos se considera un “delito” y puede acarrear desde multas hasta ingreso en prisión, dependiendo de los cargos imputados, que podrían incluir el alto riesgo de contagio de otras personas.

Uno de los detenidos de la pareja debía estar también en aislamiento por contacto con un contagiado, por lo que ambos tenían prohibido abandonar el hotel donde se encontraban hasta que pasaran los días de rigor y fueran sometidos a otra PCR que les permitiera levantar la cuarentena.

La pareja- Carola Pimienta, portuguesa de 28 años y Andrés Sanz, español de 30, ha desmentido que escapara del hotel y que tratara de huir del país y asegura haber recibido permiso para marcharse después de los resultados de dos test que dieron negativo. En declaraciones a EFE han denunciado que se encuentran en una “situación inhumana, en una habitación fría de un hospital de Países Bajos y sin información sobre lo que pasara con ellos”, a pesar de que, según asegura Carola, esta mañana los agentes les dejaron marcharse de la comisaría.

Los dos vuelos, procedentes de Johannesburgo y Ciudad del Cabo, aterrizaron en Ámsterdam el mismo día que entró en vigor una prohibición del tráfico aéreo desde varios países del sur de África por temores a la nueva variante ómicron.

A excepción de cinco personas, que residen en Países Bajos en un domicilio que no comparten con otros, el resto de los viajeros que dieron positivo fueron trasladados a un hotel cercano al aeropuerto para cumplir la cuarentena obligatoria.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias investigan las muestras recogidas para los test, que hasta ahora han mostrado la presencia de al menos 13 casos de contagio con la variante ómicron, aunque no está claro si una de las personas arrestadas ayer en el aeropuerto estaba infectada con esta mutación.