¿Por qué para los cristianos ortodoxos el 7 de enero es Navidad?: Estos países la celebran en esta fecha

Algunas religiones siguen calendarios distintos al cristiano donde el día 25 de diciembre es la festividad

Un hombre juega con su hijo en una calle decorada con motivos navideños este martes en Moscú.
Un hombre juega con su hijo en una calle decorada con motivos navideños este martes en Moscú. FOTO: YURI KOCHETKOV EFE

En España la mayoría de ciudadanos no tienen dudas, la Navidad se celebra el 25 de diciembre. Un día antes, Nochebuena, da el pistoletazo de salida a todas las conmemoraciones de las festividades navideñas entre las que se encuentran también Nochevieja o el Día de Reyes.

Esta última fecha da paso a que en España y algunos países más las festividades navideñas duren hasta el día 6 de enero. Otras naciones como Estados Unidos, por ejemplo, acaban sus celebraciones con la entrada al año nuevo, algo que impide que Sus Majestades lleguen a los niños del país. En estos Santa Claus acapara toda la magia navideña y los tres Reyes Magos se centran en los países cuya tradición continúa vigente.

Pero no son los únicos países que no siguen lo que conocemos en España. Aunque para nosotros sean muy habituales las fechas que celebramos, existen religiones que cumplen con otras tradiciones que celebran algunos acontecimientos en días totalmente opuestos a los nuestros.

¿Quién celebra la Navidad el 6 y 7 de enero?

Estas dos fechas son conmemoradas cada año por parte de los miles de cristianos ortodoxos alrededor del planeta. Gracias a la tradicion de los territorios donde la Iglesia ortodoxa es predominante y supone la religión oficial, el día 6 de enero es Nochebuena mientras que el siguiente se celebra la Navidad.

Esto supone la celebración prácticamente tres semanas después de la mayoría de occidente, algo que sorprende a los que desconocen esta tradición igual y a la vez tan distinta en fechas.

Los países donde esto sucede son: Georgia, Rusia, Armenia, Bielorrusia, Ucrania, Macedonia, Egipto, Etiopía,Serbia, Kazajstán entre otros aunque estos últimos son los más conocidos. Así, se celebra el nacimiento de Jesús en estas fechas debido a que los cristianos ortodoxos usan un calendario distinto a los católicos.

Gracias al calendario juliano, a diferencia de los católicos que siguen el gregoriano, se celebran las festividades durante el 6 y 7 de enero. Aunque el calendario de los católicos sea el más utilizado alrededor del mundo desde su introducción por el Papa Gregorio XIII en 1582, muchos países siguen usando el juliano.

La diferencia se debe a que el juliano todavía conserva, desde el año 46 a.C. gracias a Julio César, los días que Gregorio XIII decidió quitar en 1582 para realizar un ajuste. Estos fueron los que comprendían entre el día 4 y 15 de octubre de aquel año, hecho que supone estos 13 días de retraso entre navidades.

Así las cosas, algunas iglesias ortodoxas como la de Bulgaria, Chipre o Grecia han decidido incorporar el calendario gregoriano aunque otras muchas continúan la tradición como manda el juliano.

Los fieles ortodoxos realizan así durante las horas previas al 7 de enero un tradicional ayuno hasta la aparición de la primera estrella del cielo nocturno. Esta se supone que representa la llegada de Jesús al mundo.

Otra tradición muy conocida es saludar a los conocidos con la frase de “Cristo ha nacido” haciendo referencia a su llegada a la Tierra. En Nochebuena, además, se preparan 12 platos en alusión a los apóstoles y se evita por norma general la carne y el alcohol.

Otros detalle a destacar es la falta de regalos en Navidad. Esto sucede el 19 de diciembre en San Nicolás o para la víspera de Año Nuevo pero no así durante las navidades.