Internacional

Beber dedos humanos o romper una vajilla: las curiosas tradiciones para celebrar el fin de año

La tradición española de comerse las doce uvas es bastante “normalita” si la comparamos con otras que tienen lugar en otros rincones del planeta

En muchos países es típico lanzar fuegos artificiales para celebrar la bienvenida al nuevo año. Foto de archivo
En muchos países es típico lanzar fuegos artificiales para celebrar la bienvenida al nuevo año. Foto de archivo FOTO: TWITTER TWITTER

En España, todo en la Nochevieja gira en torno a la tradición de tomarnos las doce uvas coincidiendo con los 12 últimos segundos del año, lo que representa -a su vez- a los doce meses del año próximo. Además, el protocolo dicta que debemos hacerlo llevando ropa interior de color rojo. Pero esta tradición es bastante normalita si la comparamos con cómo se celebra la entrada del nuevo año en otros puntos del planeta, donde podemos encontrar otros rituales que podríamos llamar... excéntricos.

La imagen del reloj de la Puerta del Sol (Madrid) dando la bienvenida al nuevo año es una de las más icónicas de nuestra Nochevieja
La imagen del reloj de la Puerta del Sol (Madrid) dando la bienvenida al nuevo año es una de las más icónicas de nuestra Nochevieja FOTO: Santi Donaire EFE

A continuación, una lista con 10 de las curiosas tradiciones y rituales que realizan en otros países para dar la bienvenida al nuevo año:

1. Canadá

Los canadienses no se andan con chiquitas... una de las tradiciones más macabras que se pueden encontrar en todo el planeta tiene lugar en el Hotel Downton, de Dawson City (al norte de Canadá). Allí, los visitantes deben brindar con el cóctel “SourToe”... que tiene un aderezo muy especial: un dedo humano.

Todo surgió a raíz de un minero llamado Louie Liken, que después de un episodio de congelación se vio en la necesidad de amputarse el dedo gordo del pie... ¿y qué se hace con un dedo amputado? pues echarlo a la copa y seguir bebiendo, claro. La cosa se calmó y permaneció en el olvido durante 50 años, hasta que un lugareño llamado Dick Stevenson descubrió aquel frasco, que contenía el dedo de Louie. Esa misma noche el nuevo dueño del “SourToe” se paseó retando a sus amigos para que bebiesen hasta tocar el dedo con los labios... y así, la tradición repitió año tras año, hasta nuestros días.

Ahora, el lector se preguntará: ¿Cómo hacen para conseguir dedos humanos? La respuesta no tiene mucho misterio. Como beber del dedo de Louie ya no es muy salubre precisamente... hay muchas personas del país que han decidido donar sus dedos al hotel, cuando este ha sido amputado por cuestiones médicas... todo sea por una buena causa.

El un hotel de Canadá, la celebración de Año Nuevo se hace bebiendo de un vaso con un dedo humano en su interior | Fuente: dawsoncity.ca
El un hotel de Canadá, la celebración de Año Nuevo se hace bebiendo de un vaso con un dedo humano en su interior | Fuente: dawsoncity.ca FOTO: La Razón (Custom Credit)

2. Dinamarca

Cuando llega la medianoche del 31 de diciembre, los daneses tiran platos contra las puertas de sus amigos. Es una forma de demostrar su afecto y de desearles buena suerte. Así, a más platos rotos en su puerta, más suerte tendrán durante el año siguiente. Otra forma curiosa de celebrar la Nochevieja en Dinamarca es la de saltar por encima de una silla a las 00:00 horas. Al parecer, realizar esta proeza también trae buena suerte (a quienes lo consiguen).

3. Estonia

En Nochevieja, los estonios se ponen como el Quico. La tradición dicta que deben comer siete, nueve o doce veces durante el día 31 de diciembre. Se supone que, a más comida completadas, más fuerza adquirirá esa persona durante el nuevo año. De esta forma, si uno es capaz de comer nueve veces durante el día, tendrá la fuerza de nueve hombres durante todo el año siguiente. Y si es capaz de comer 12 veces, tendrá la de doce hombre. Así que ya sabes... no te pelees con un estonio (a veces, con una carta educada es más que suficiente para demostrar tu desacuerdo sobre cualquier asunto).

4. China

Los chinos no sorprenden mucho: comen fideos para celebrar la entrada en el nuevo año... vamos, lo que hacen durante el resto del año. Sin embargo, durante la celebración de fin de año lo de comer fideos tiene un significado especial, porque representan una larga vida. Lo que sí que es diferente del Año Nuevo Chino es que no se celebra el 31 de diciembre (como hacemos los países que nos guiamos por el calendario gregoriano), sino que se realiza con la segunda luna nueva del solsticio de invierno, que suele ser entre el 21 de enero y el 20 de febrero, coincidiendo con el comienzo del ciclo de cultivo. Es una tradición que tiene 4.000 años de historia.

El Año Nuevo Chino, con más de 4.000 años de historia, coincide con el comienzo del ciclo de cultivo, por lo que se le llama también Festival de la Primavera
El Año Nuevo Chino, con más de 4.000 años de historia, coincide con el comienzo del ciclo de cultivo, por lo que se le llama también Festival de la Primavera FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

5. República Checa

El año nuevo se celebra en la República Checa igual que en el resto del mundo, con cenas y borracheras con amigos y familiares. Sin embargo, hay una cosa que sí que destaca entre sus rituales: allí, las mujeres solteras tiran un zapato por la puerta. Y si el zapato cae con la puntera apuntando hacia la puerta, eso significa que se casará en el año próximo.

6. Rusia

Hay que recordar que para los rusos y para otros países del entorno, el Año Nuevo es la festividad más importante del año... y no la Navidad, como suele suceder en otros países (como el nuestro), y sobre todo desde la Revolución de Octubre de 1917, que descartó cualquier tipo de festividad religiosa por atentar contra los valores bolcheviques.

Allí el día de Año Nuevo es el día que viene el “Abuelo de Hielo” o Ded Moroz, que es una especie de Papá Noel cargado de dulces y regalos. Eso sí, en vez de moverse en un trineo de renos, Ded Moroz lo hace en una troika arrastrada por tres caballos, y lleva en sus manos una vara de cristal o de plata con la que congela a los malvados y descongela a aquellas personas de corazón noble.

Un actor vestido como Ded Moroz juega con un niño durante la nevada en una plaza con un árbol de Navidad durante las celebraciones de Año Nuevo en Grozny, Rusia | Fuente: AP Photo / Musa Sadulayev
Un actor vestido como Ded Moroz juega con un niño durante la nevada en una plaza con un árbol de Navidad durante las celebraciones de Año Nuevo en Grozny, Rusia | Fuente: AP Photo / Musa Sadulayev FOTO: Musa Sadulayev AP

7. Reino Unido

Cuando el reloj marca la medianoche, los ingleses salen a la calle y se dan las manos en círculo para cantar “Auld Lang Syne”, que es una canción que invita a reflexionar sobre el pasado y sobre la reconciliación. En Escocia y en Irlanda del Norte, sin embargo, lo que hacen es mirar por la ventana y observar quién es el primero en pasar por delante de su casa. Si es una persona alta con el pelo oscuro, será un año de buena fortuna, y si es rubia... pues no será un gran año.

8. Irlanda

Una de las tradiciones mas curiosas que se llevan a cabo en Irlanda durante la celebración del Año Nuevo, es la de tirar pan a las puertas y las paredes de la casa. Suena un poco raro... pero con esta costumbre se piensa que se está ahuyentando la mala suerte del hogar y que el siguiente año será de abundancia y de fortuna.

9. Italia

Durante la última cena del año, los italianos suelen servir lentejas, ya que se considera que esta comida traerá buena suerte durante el nuevo año. La tradición tiene su origen en la costumbre romana de dar una scarsella (una bolsa de cuero) llena de lentejas. En aquellos tiempos, se esperaba que aquellas lentejas se transformarían en monedas de oro, dándole una gran riqueza a su portador... aunque nunca se sabe si alguna vez llegó a ocurrir.

El consumo de lentejas puede ayudar a controlar la diabetes
El consumo de lentejas puede ayudar a controlar la diabetes

10. Grecia

Los griegos celebran la entrada en el nuevo año de una forma bastante particular: en primer lugar, tienen su propia versión de Ded Moroz o de Santa Claus... solo que su nombre es Agios Vassilis (San Basilio) y llega el 31, en vez del 24 de diciembre. Es una tradición que viene de lejos,

Concretamente, desde el año 379 dC, cuando murió este santo, que por aquel entonces era obispo de Cesarea. Era conocido por ser un hombre bondadoso y servicial, que ayudaba a los pobres y a los más necesitados. Por lo que, todos los años se entregan regalos en su recuerdo... una tradición con mucho más fondo y sentido que la del personaje de la Coca-Cola.

Además, el 1 de enero los griegos se comen una “Vassilopita” o “torta de San Basilio”, que al igual que ocurre con el roscón de reyes, también tiene escondido un objeto en su interior... solo que en vez de ser una figurita, es una moneda. El que encuentre la moneda, tendrá mucha suerte durante el próximo año.