¿Tu abuelo fumaba de joven? La respuesta puede estar relacionada con tu tendencia a engordar

El consumo de determinadas sustancias puede conllevar cambios transmitidos a lo largo de las generaciones. sugiere un estudio de Children of the 90s

La Razón

Todos conocemos los graves riesgos para la salud que presenta el consumo de tabaco. El tabaquismo está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades (de las cuales 10 son diferentes tipos de cáncer) y es la principal causa de buena parte de muertes por cáncer de pulmón y de más del 50% de las enfermedades cardiovasculares.

Pero ahora, investigadores de la Universidad de Bristol han descubierto que además de afectar a la propia persona, el tabaco podría provocar cambios transmitidos de forma generacional, sobre todo si son mujeres.

Según los datos del estudio Children of the 90, las mujeres y las niñas cuyos abuelos o bisabuelos comenzaron a fumar a una edad temprana tienden a tener más grasa corporal.

Trabajos anteriores habían concluido que si un padre comenzaba a fumar regularmente antes de llegar a la pubertad, entonces sus hijos, pero no sus hijas, tenían más grasa corporal de lo esperado.

Según The Guardian, el nuevo estudio revela datos sobre mayor cantidad de grasa corporal en las mujeres cuyos abuelos o bisabuelos se iniciaron en el tabaquismo antes de los 13 años. Esos efectos no se observaron en descendientes masculinos.

La principal conclusión que se extrae de este trabajo, publicado en la revista Scientific Reports, es que determinadas sustancias puede conducir a cambios transmitidos a lo largo de las generaciones.

“Este estudio proporciona dos resultados importantes. Primero, que antes de la pubertad, la exposición de un niño a determinadas sustancias podría tener un efecto en las generaciones venideras. En segundo lugar, una de las razones por las que los niños tienen sobrepeso puede no tener tanto que ver con su dieta y ejercicio actuales, sino con el estilo de vida de sus antepasados o la persistencia de factores asociados a lo largo de los años”, explicó Jean Golding, fundadora de Children of the 90s y autora principal del informe.

Golding mencionó que experimentos previos con animales han demostrado que la exposición de los machos a ciertas sustancias químicas antes de la reproducción puede tener efectos en sus crías, pero ha habido dudas sobre si este fenómeno está presente en los humanos. “Si estas asociaciones se confirman, este estudio ayudará a descifrar el origen de relaciones intergeneracionales potencialmente importantes. Hay muchísimo más por descubrir”, dijo Golding.