Orujo de oliva: ventajas e inconvenientes de la alternativa al aceite de girasol

Este tipo puede ser una opción para la hostelería ante la subida de precios descontrolada

Empresas- Seis investigaciones exploran los beneficios saludables y culinarios del Aceite de Orujo de Oliva
Aceite de Orujo de Oliva FOTO: ORIVA

La invasión por parte de Rusia a Ucrania ha provocado efectos económicos en todo el mundo. Tras algo más de dos semanas desde que Vladimir Putin decidiese comenzar a atacar el territorio vecino han surgido múltiples problemas entre los cuales destaca la escasez de ciertos productos.

Ucrania es la principal exportadora de algunos productos con gran peso en la sociedad. El trigo es uno de los ejemplos más destacados del país cuya importación en España resulta fundamental para alimentar una parte considerable del ganado. Así, la falta de este producto podría provocar graves problemas en los precios a la larga en nuestro país.

Otro producto que ya ha empezado a sufrir graves problemas de abastecimiento es el aceite de girasol. Gracias a sus propiedades para freír distintos alimentos este alimento es uno de los más utilizados en las cocinas de bares y restaurantes en España, algo que su escasez podría provocar serios problemas.

El aceite de girasol, además, ha experimentado un aumento considerable de precio debido a su escasez por la invasión rusa. Esto, según los especialistas, repercutirá también directamente sobre el precio final de las elaboraciones en la restauración, hecho que aumentara las cuentas y podría provocar una falta de ciertos productos como la bollería.

Así las cosas, esta grasa vegetal cuya exportación en nuestro país por parte de Ucrania es del 70% empezará a incrementar su precio y escasear debido al gran peso del producto ucraniano.

Por este motivo, la hostelería ya ha empezado a buscar alternativas que permitan seguir produciendo a costes normales. El aceite de girasol ya era utilizado, en parte, por ser más barato que el de oliva aunque en las últimas semanas los precios se encuentran equilibrados.

Una de las principales alternativas que han surgido como opción para tomar medidas es el aceite de orujo de oliva. Con un precio y características similares al de girasol antes de la guerra es una grasa muy interesante debido a las propiedades que podría tener para freír, especialmente en la hostelería.

Orujo de aceite de oliva

Esta grasa es un derivado que se consigue con todas aquellas aceitunas que no se destinan a la producción de los aceites como el virgen o virgen extra. Aunque lleva años en el mercado este tipo de producto no es conocido por muchos consumidores por el gran espacio que ocupan el resto.

Sus principales propiedades se basan en ser un compuesto muy interesante para la salud debido a que su composición es principalmente de ácidos grasos monoinsaturados. Estos mayoritariamente de ácido oleico son beneficiosos para controlar niveles de colesterol, entre otros.

Incluso, investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Zaragoza y el Centro de Investigación Biomédica en Red - Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición consiguieron demostrar que las propiedades del aceite de orujo de oliva de centrifugación refinada era un gran aliado como retardador de la arteriosclerosis. Este es solamente uno de los ejemplos que la ciencia ha conseguido demostrar de este tipo de aceite que podría empezar a tomar relevancia en España.

Aunque desconocido por muchos los estudios demuestran que puede ser un gran aliado en la cocina saludable. Aun así, su consumo cuenta con distintos problemas derivados de su limitada producción en España donde solamente hay seis refinerías que podrían abarcar unas 42.000 toneladas al año frente a las más de 300.000 del de girasol.

Además, más del 80% de la producción se exporta a países como Estados Unidos, Portugal o Italia, algo que todavía dificulta en mayor medida su consumo. Aun así, según los especialistas del sector aseguran que se podría aumentar la producción aunque sí consiguiese desplazar a otras grasas vegetales también podría incrementar su precio.