¿A cuánto asciende la multa por guardarle una plaza de aparcamiento a un amigo?

De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, aquella persona que le guarde una plaza de aparcamiento a un conocido, estaría cometiendo una infracción

Un peatón que le guarde una plaza de aparcamiento a un conocido, estaría cometiendo una infracción | Fuente: Dreamstime
Un peatón que le guarde una plaza de aparcamiento a un conocido, estaría cometiendo una infracción | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

Aparcar en ciertos lugares y a ciertas horas puede convertirse en un auténtico infierno. Paseamos y paseamos por las mismas callejuelas una y otra vez para encontrar un sitio que nos cuadre. Y cuando finalmente lo hemos encontrado, nos topamos con una persona que está guardándole el sitio a un conocido suyo. Pensamos en hacer la maniobra como si nada, forzando que esta persona se retire de nuestro sitio. Pero después de planteárnoslo un poco, decidimos que lo mejor es ignorar la situación para evitar un enfrentamiento y para evitar las posibles represalias que pudieran tomar contra nuestro vehículo. Ante esta situación, hay una pregunta que siempre ronda la cabeza del afectado: “¿Es legal que alguien le guarde una plaza de aparcamiento a un amigo suyo?”

A veces aparcar nuestro coche puede convertirse en un auténtico infierno
A veces aparcar nuestro coche puede convertirse en un auténtico infierno

¿Es legal?

La respuesta es que no. De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, los peatones sólo pueden pisar la calzada para cruzar la calle (cuando no hay ningún paso de peatones) y para subirse a un vehículo que esté a su altura. Y en ningún caso puede quedarse parado en la calzada para esperar al coche de un conocido. En este caso, deberá mantenerse en una zona peatonal dispuesta a tal efecto. Y si no hay una acera o no hay ningún espacio adecuado para refugiarse, deberá mantenerse en los extremos de la calle, donde no correrá ningún peligro de atropello... algo que estaría incumpliendo si se coloca sobre una plaza de aparcamiento para guardar un sitio.

De esta normativa podemos deducir dos cosas: Primero, que aquella persona que le guarde un aparcamiento a un conocido, estaría cometiendo una infracción. Y la sanción que establecida para este comportamiento ilegal (e inmoral) es de 80 euros. Y segundo, que cualquier conductor que aparque en esta plaza de aparcamiento, no estaría cometiendo ningún delito... si consigue que la persona que está guardando el sitio se aparte pacíficamente, claro. En el caso de que no consigamos que esta persona se retire con una conversación tranquila, lo mejor que podemos hacer es llamar a la Policía.

Imagen de un coche de una patrulla de la Policía Nacional
Imagen de un coche de una patrulla de la Policía Nacional FOTO: Policía Nacional

Otro comportamiento que -tristemente- también es demasiado habitual, es el de guardar una plaza ocupando un espacio excesivo con otro vehículo. Pero esto también es sancionable. Si un vecino decide denunciar la situación, la Policía local (o municipal) podría personarse con una grúa para retirar el vehículo que esté invadiendo las líneas que delimitan su plaza de aparcamiento, y el propietario del vehículo se enfrentaría a una sanción desde los 80 hasta los 200 euros.