El preocupante pronóstico que Bill Gates hizo sobre la viruela del mono

El empresario tecnológico predijo durante una entrevista en noviembre de 2021 posibles ataques terroristas con este virus

El fundador de Microsoft, Bill Gates
El fundador de Microsoft, Bill Gates FOTO: Evan Agostini Evan Agostini/Invision/AP

No es la primera vez que el fundador de Microsoft realiza una predicción que más tarde se acaba cumpliendo. Meses antes de que la viruela del mono se comenzase a expandir por el mundo, Bill Gates ya lanzó una dura alerta sobre esta enfermedad infecciosa.

El pasado mes de noviembre de 2021, el multimillonario estadounidense habló, en una entrevista en Policy Exchange con el miembro del parlamento británico Jeremy Hunt, sobre posibles ataques terroristas que involucrasen al virus de la viruela.

El magnate y empresario lanzó un mensaje de alerta a los líderes mundiales sobre la necesidad de estar preparados para futuras pandemias y ataques bioterroristas. Debemos estar listos ‘a cualquier precio’ para frenar desastres como ataques terroristas de viruela”, afirmó Gates.

Además, el multimillonario aconsejó a los Gobiernos que tuviesen “juegos de gérmenes” para poder responder en el caso de recibir algún ataque e insistió en la necesidad de destinar “decenas de miles de millones” de dólares en investigación y desarrollo para estar prevenidos ante la próxima pandemia.

¿Y si un bioterrorista llevase la viruela a 10 o más aeropuertos? ¿Sabes cómo respondería el mundo a eso? Hay epidemias causadas de forma natural, y otras provocadas por bioterrorismo que incluso podrían ser peores que las que experimentamos hoy en día”, planteo Gates en una conversación con el medio.

Gates acaba de publicar su nuevo libro Cómo prevenir la próxima pandemia, una obra en la que plantea los pasos que se deben dar para evitar otro desastre sanitario como el que ha provocado la Covid-19. El empresario expone cómo aunque el mundo ha reaccionado al coronavirus de forma más rápida y eficaz que frente a cualquier otra en la historia, “no se ha tomado en serio la labor de prepararse para evitar futuras pandemias”.

En el libro propone algunos de los puntos de su plan de prevención de pandemias: que los gobiernos de todo el mundo se pongan a trabajar en la creación de un grupo de expertos a nivel global que se ocupe de ayudar al mundo a prevenir pandemias y que éste cuente con presupuesto anual suficiente financiado por los países ricos, de unos mil millones de dólares. También propone “no menospreciar los tratamientos” porque, según explica, no es casualidad que muchas herramientas utilizadas contra la Covid-19 “hundan sus raíces en la salud global”.