¿Ha mutado el virus de la viruela del mono para ser más contagioso?

Virólogos portugueses afirman que las muestras tomadas a algunos pacientes afectados por el nuevo brote sugieren que el virus ha recopilado 50 mutaciones adicionales

Imagen ampliada con un microscopio de una muestra de piel de un mono infectado con el virus de la viruela del mono
Imagen ampliada con un microscopio de una muestra de piel de un mono infectado con el virus de la viruela del mono FOTO: Center for Disease Control and Prevention Center for Disease Control and Prevention/EFE

Continúa el goteo incesante de casos de la viruela del mono en el mundo y los contagios confirmados en las últimas semanas en países no endémicos se elevan ya a 131, según ha informado hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). España es el país con más casos confirmados de la enfermedad (40), seguido de Portugal (37) y Reino Unido (20).

La viruela del mono es una enfermedad endémica en la República Democrática del Congo y en África occidental, donde su letalidad oscila entre entre 1% y 10%. Según los expertos, la buena noticia es que la cepa que está causando el brote actual está relacionada con una variante que se encuentra predominantemente en África occidental, que tiene una mortalidad más baja. De ahí que los cuadros clínicos de los pacientes contagiados sean leves.

No obstante, los especialistas están atentos a mutaciones preocupantes que podrían hacer que el virus sea más fácil de transmitir o grave. Por ahora, los expertos de la OMS no tienen evidencia de que este virus haya mutado, según comunicó este lunes el organismo internacional.

La experta Rosamund Lewis, del departamento de viruela de la OMS, explicó en una sesión informativa que las mutaciones suelen ser bajas con este virus, aunque la secuenciación del genoma de los casos ayudará a comprender mejor el brote actual.

Además, los más de 100 casos confirmados y sospechosos en Europa y América del Norte no han sido graves, señaló Maria van Kerkhove, responsable de enfermedades emergentes y zoonosis: “Es una situación controlable, particularmente en Europa. No obstante, no podemos apartar la vista de lo que está sucediendo en África, en países donde es endémico”, dijo.

Según la OMS, los brotes de la viruela del mono son atípicos debido a que están ocurriendo en países donde el virus no circula regularmente y los científicos tratan de comprender el origen de los casos y si algo ha cambiado en el virus.

Virólogos portugueses, encargados de realizar estudios similares a los de Covid para rastrear la evolución del virus, afirman que la cepa que circula actualmente es muy similar a la que surgió en Gran Bretaña hace cuatro años, pero las muestras tomadas a algunos pacientes afectados por el nuevo brote sugieren que el virus ha recopilado 50 mutaciones adicionales.

Los investigadores señalan es “mucho más de lo que cabría esperar teniendo en cuenta la tasa de mutación estimada de los ortopoxvirus”. También advierten de que un “salto evolutivo”, como el que se produjo con la cepa Ómicron de la Covid-19, puede haber creado un ‘virus hipermutado’.

Mientras, investigadores de Bavarian Nordic, el fabricante danés de la vacuna contra la viruela, que también es eficaz contra la viruela del mono, ya advirtieron en diciembre, antes del comienzo del brote, de una “escalada” en los casos de viruela del simio alimentada por el aumento de la transmisión de persona a persona. Los científicos creen que podría deberse a una caída en la inmunidad contra la viruela del mono porque la inyección contra la viruela ya no se ofrece de forma rutinaria. “En general, el virus de la viruela del mono está evolucionando gradualmente para adquirir relevancia mundial”, dijeron los expertos.

Las infecciones esporádicas de viruela del simio se detectan fuera de África, donde el virus es endémico en los animales. Sin embargo, los brotes importados siempre han desaparecido naturalmente después de algunos casos. Preocupa que el nuevo brote haya afectado de manera desproporcionada a la comunidad gay, a jóvenes varones que mantenían relaciones sexuales con otros hombres.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) señaló este martes que la probabilidad de que la viruela del mono se propague en personas que tienen múltiples parejas sexuales se considera “alta”, aunque el virus puede causar una enfermedad grave en ciertos grupos de población (niños pequeños, mujeres embarazadas, personas inmunodeprimidas).

“Me preocupa el aumento del número de casos de viruela del simio notificados en la UE y en todo el mundo. Estamos monitoreando de cerca la situación y, aunque actualmente la probabilidad de propagación en la población en general es baja, la situación está evolucionando. Todos debemos permanecer atentos, asegurarnos de que existe una capacidad de rastreo de contactos y de diagnóstico adecuado, y asegurarnos de que tenemos disponibles las vacunas, los antivirales y el equipo de protección personal necesario para los profesionales de la salud”, ha comentado al respecto la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides.

Por otra parte, advierten de que existe un “riesgo potencial” de transmisión de persona a animal en Europa, por lo que “es necesaria una estrecha colaboración intersectorial entre las autoridades de salud pública humana y veterinaria que trabajan para gestionar los animales domésticos y expuestos evitar que la enfermedad se transmita en la fauna salvaje”. Hasta la fecha, en cualquier caso, no hay constancia de ningún caso sobre infecciones en animales (mascotas o animales salvajes) en la UE.