Síndrome OAB, la afección urológica que padecen algunos vacunados contra la Covid-19

Un nuevo estudio reciente sugiere otros posibles nuevos efectos secundarios de la vacuna relacionados con el tracto urinario

El número de efectos secundarios asociados a las vacunas de AstraZeneca, Moderna y Pfizer contra la Covid-19 aumentan según avanzan los estudios entre la población que ha recibido alguno de estos medicamentos.

El último en incorporarse a la lista es el síndrome de la OAB (por sus siglas en inglés), una afección urológica que provoca la urgencia repentina de orinar, señala un estudio publicado en la “Journal of Clinical Medicine”.

La investigación, realizada por la Universidad Médica de Kaohsiung, en Taiwán, contó con 889 participantes, de los cuales 586 recibieron vacunas de AstraZeneca; 260 de Pfizer-BioNTech, y 89 de Moderna. El 13.4 por ciento de los participantes sufrieron deterioro de los síntomas de tracto urinario inferior (STUI) después de recibir las vacunas.

Según el informe, los efectos adversos relacionados con la orina más frecuentes fueron los STUI de almacenamiento, es decir, la urgencia urinaria, la polaquiuria, la nicturia y la incontinencia urinaria, que son similares a los síntomas de la vejiga hiperactiva o síndrome de la OAB.

Los autores del trabajo admiten que la investigación cuenta con limitaciones y que son necesarios más estudios para “demostrar la asociación causal entre la vacuna y los síntomas urinarios después de la vacunación”, pero sugieren “que los STUI de almacenamiento se controlen estrechamente después de la vacunación contra la Covid-19, especialmente en aquellos que ya padecen síntomas de OAB, y que busquen asistencia médica si es necesario”.

¿Qué es la vejiga hiperactiva?

El síndrome de la OAB provoca una necesidad repentina y frecuente de orinar que puede ser difícil de controlar. Estos son los otros síntomas de la vejiga hiperactiva:

- Pérdida involuntaria de orina inmediatamente después de una necesidad urgente de orinar (incontinencia de urgencia).

- Orinar con frecuencia, en general ocho o más veces en un periodo de 24 horas

- Despertar más de dos veces en la noche para orinar (nicturia)

Para las personas afectadas, puede suponer una alteración en su día a día. A menudo, se sienten avergonzadas y es posible que se aíslen o limiten su vida laboral y social.

Estos síntomas se pueden controlar con estrategias de comportamiento simples, como cambios en la dieta, micción cronometrada y técnicas de contención de la vejiga utilizando los músculos del piso pélvico. Si estas medidas no mejoran los síntomas, el médico puede sugerir un tratamiento con fármacos.

Algunas enfermedades como los trastornos neurológicos o la diabetes pueden contribuir a causar los signos y síntomas de la vejiga hiperactiva, así como también infecciones, cambios hormonales o tumores.

Cualquier tipo de incontinencia urinaria puede afectar la calidad de vida en general. Algunos problemas derivados del síndrome de la OAB pueden ser depresión, ansiedad, alteraciones de sueño o problemas con la sexualidad.