Inyección milagro

¿Cuándo llegará a España el nuevo fármaco contra la obesidad?

La tirzepatida, un medicamento recientemente aprobado para la diabetes, logra una pérdida de peso similar a la cirugía

La técnica podría aplicarse a enfermedades como la diabetes  o el Alzheimer
La técnica podría aplicarse a enfermedades como la diabetes o el Alzheimer Paul Mac Manus UIC

Un nuevo medicamento contra la obesidad podría cambiar la vida a miles de pacientes. Se trata de la tirzepatida, un fármaco que produce una pérdida de peso espectacular en pacientes que sufren esta enfermedad crónica sin tener que recurrir a la cirugía. Comercializado como Mounjaro, fue aprobado el pasado mes de mayo por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) como una nueva clase de medicamento para el tratamiento de personas con diabetes tipo 2.

Ahora, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine ha demostrado su eficacia como tratamiento para la obesidad y los resultados son sorprendentes. Según los datos facilitados por los investigadores, una inyección semanal administrada durante 78 semanas puede conseguir una pérdida de peso media del 21%, el equivalente a bajar el peso medio de los participantes de 104 a 82 kilos.

El investigador y endocrinólogo Cristóbal Morales, comenzó a usar la tirzepatida hace ya tres años en ensayos clínicos y ha visto como se ha convertido en una realidad para pacientes con diabetes en Estados Unidos y ahora, en una alternativa para la obesidad. El experto ha hablado en Antena 3 Noticias sobre esta inyección milagro para perder peso.

Es un antes y un después. Estamos de enhorabuena, el mundo científico está totalmente revolucionado por darle una solución eficaz y muy potente a una enfermedad como es la obesidad con tantas complicaciones”. El doctor indica que se trata de una inyección semanal, y que según la investigación publicada en ‘New England’, a las 78 semanas se consiguió una pérdida de peso del 20-22-24% en los participantes en el estudio. Morales afirma que mucho más allá de la pérdida de peso, “estamos hablamos de cambiarle la vida” a las personas que viven con esta enfermedad.

Explica que el fármaco es una hormona intestinal que se ha modificado para que tenga una acción a nivel del sistema nervioso central directamente al hipotálamo, al control del apetito y de la saciedad. Por lo tanto, “el paciente con menos esfuerzos consigue una pérdida de peso al sentirse más saciado”. Más allá de la pérdida de peso, “se pierde masa grasa, se mejora el perfil metabólico y te cambia la vida porque tus sensaciones emocionales y tus vivencias vuelven”, celebra el investigador.

Ahora, el siguiente paso es buscar la aprobación en sobrepeso sin diabetes. En ese sentido, el endocrinólogo apunta a que posiblemente el tratamiento pueda estar disponible en dos o tres años en España.

Desde la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), se está lanzando una campaña en el Congreso contra la obesidad desde la prevención. “El primer paso es que los políticos, la sociedad y la administración lo considere como enfermedad. El siguiente paso, como pasa en otros países, es lograr la financiación integral y el acceso a equipos que puedan darle solución a esas personas que sufren obesidad”, concluye Morales.