Javier Gurruchaga

Tiempos pasados

“La bola de cristal” se queda huérfana: muere Lolo Rico

Durante cinco temporadas, entre 1984 y 1988, acercó a los más jóvenes a un fenómeno cultural al que no llegaron a tiempo: la movida

Festivales clásicos: para perder la cabeza

Honor, humor y pasión. Las grandes citas escénicas estivales comienzan con una ópera a cargo de Paco Azorín y una comedia dirigida por Helena Pimenta

El espectáculo está servido

El Príncipe hace doblete

Joaquín Kremel: «No seré decadente; espero degenerar con dignidad»

Profesión: actor.. Nació: en 1947, en Mongat (Barcelona).. Por qué está aquí: interpreta con Javier Gurruchaga «Los reyes de la risa» en el teatro Arenal (Madrid).

Lunes de infarto

«Tu cara me suena» regresa hoy frente a «Isabel» y lo nuevo de «La que se avecina»

La magia teatral de «Natura Principio y Fin» inundará las calles de San Javier

La compañía Teatrapo será la encargada de inaugurar la 43 edición del Festival de Teatro, Danza y Música, que clausurará la cantante Ana Belén

«Carcajada salvaje»: Misantropía absurda

Autor: Christopher Durang. Versión y dirección: Josep Costa. Reparto: Charo López, Javier Gurruchaga. Teatro Bellas Artes. Madrid.

Una de detectives tapas literarias y la gran yincana

La Noche de los Libros bate hoy su propio récord y cuenta con la participación de 300 escritores. Un maratón literario de doce horas que reúne a los creadores de las obras con sus lectores. 

Sara Montiel vuelve al cine tras 40 años inactiva por Jesús MARIÑAS

Hace más de 40 años Sara hizo lo mismo que Greta Garbo: retirarse en plena gloria y en el máximo de su belleza entonces madura, hoy juguetona y octogenaria. Sabe que envejecer es ley de vida.

Genealogía del «friki»

El escritor Lluís Fernández analiza el fenómeno de lo grotesco desde una perspectiva histórica que se remonta a principios del XX. Un linaje que abarca la contracultura, «geeks», góticos y «Torrente»

“La bola de cristal” se queda huérfana: muere Lolo Rico

Durante cinco temporadas, entre 1984 y 1988, acercó a los más jóvenes a un fenómeno cultural al que no llegaron a tiempo: la movida

Paz y amor