Realme, el chino al que realmente debes prestar atención

Se ha presentado el Realme X50 Pro 5G, un gama alta con secretos pero al precio de un gama media

Este lunes se ha presentado el nuevo Realme X50 Pro 5G
Este lunes se ha presentado el nuevo Realme X50 Pro 5GRealme X50 Pro 5G (nombre del dueño)Archivo

Hay un nuevo vecino en el barrio móvil y ya comienza a tratar de tu a los grandes como Samsung, Huawei o Apple con una política de centrarse en las prestaciones y la calidad, más que en las grandes campañas… Lo que le permite reducir notablemente el precio. El vecino se llama Realme y en esta oportunidad viene amparado por el modelo X50 Pro 5G.

La política de este fabricante chino, muy similar a la de OnePlus, es la de cuidar el diseño, que este envuelva a las especificaciones más avanzadas y que el precio sea agresivamente reducido. Y vicerversa. No se centran en polémicas, no crean grandes innovaciones ni diseños rompedores. Buscan confianza para los usuarios y para los políticos. Así es cómo consiguen ser de los primeros en llevar los microchips más avanzados (el año pasado le tocó a OnePlus vestir el Snapdragon 855 y en 2020 es el turno de Realme con el Snapdragon 865 5G) y no despertar recelos en los responsables de política exterior: nunca figuran en polémicas entre China y Estados Unidos. Y probablemente nunca los veremos en esos apartados. La idea es clara: revolucionar el mercado del móvil, no el de las comunicaciones (que incluye antenas, routers, etc.). Apuntan al usuario.

Pese a su reciente llegada a Europa, Realme ha conseguido lograr lo que a otros les cuesta como poco un lustro: confianza.

El Realme X50 Pro 5G es un gama alta en todos los sentidos importantes y en casi todos los aspectos. En lo que a diseño respecta, se trata de un móvil sólido en mano: para quienes prefieran sentir el peso de un dispositivo es perfecto. Su perfil respeta las últimas tendencias, con todas las esquinas y bordes redondeados, un marco lateral metálico y la parte trasera de cristal con un acabado mate muy agradable al tacto y a la vista. Los colores son rojo rústico y verde musgo. Otro detalle es que las cámaras traseras sobresalen ligeramente y puede resultar incómodo al apoyarlo en una mesa, aunque una funda resuelve esto.

La pantalla (Super AMOLED con una tasa de refresco de 90Hz y 6,44 pulgadas) cubre casi todo el frontal, es decir si bien no es infinita, se le acerca mucho y los marcos delgados ayudan a olvidarse del detalle. Aquí también se encuentra el lector de huellas, bastante rápido y que, junto al reconocimiento facial (muy veloz), son las prestaciones biométricas para desbloqueo del terminal.

¿Qué destacamos del Realme X50 Pro 5G?

Batería: Si bien la batería es acorde a los tiempos actuales, su carga rápida de 65W, promete llenar el depósito en 35 minutos y darnos 4 horas de llamada o tiempo para ver una peli de casi 2 horas, con apenas 3 minutos de carga.

Conectividad

Obviamente, por el nombre, ya sabemos que será compatible con la red 5G, tanto la NSA como la SA. Es decir que está preparado tanto para las redes actuales como para las que vendrán. Lo dicho, crear confianza en los usuarios y buscar un móvil para varios años.

Cerebro

No solo se trata de llevar el Snapdragon 865, los 12 GB de RAM y los 256 GB de almacenamiento. Todo el conjunto opera de modo fluido, tanto al utilizar videojuegos como al usarlo en modo multitarea. No hay lags, ni tirones. Es robusto por peso específico pero también por, nuevamente, confianza.

Capa propio

Quienes ya conocían Realme llevaban tiempo pidiendo una capa propia para hacer juego con Android. Y la casa china ha respondido con realme UI. Aquí, lo que más nos llamó la atención es el manejo de la privacidad en beneficio del usuario. El sistema permite configurarse para que las aplicaciones sepan lo mínimo indispensable (y no el máximo posible que está por defecto) para funcionar.

Cámaras

Cumplen su función sin destacar. Estamos ante un gama alta que piensa rápido, piensa mucho pero cuya mirada no es 10/10. El Realme X50 Pro 5g lleva 6 cámaras en total, dos delante y cuatro detrás, con un sensor principal de 64 MP y un ultra angular de 8 megapíxeles.

Precio

Este es el aspecto que, en su relación con la calidad, lo hace destacar también. Su versión “básica” (8 GB de RAM y 128 de memoria) está en los 599 euros y el modelo full, por llamarlo de algún modo (12 GB de RAM y 256 GB) por 749 euros.