El Servicio de Bioseguridad del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) corrobora la eficacia del robot Xenex sobre la COVID-19

En tan solo 2 minutos, el robot Xenex es capaz de reducir al 99,99% la carga viral de una superficie a dos metros de distancia. Así lo ha confirmado el Servicio de Bioseguridad del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), perteneciente al CSIC, mediante un estudio que resalta la eficacia del robot de desinfección Xenex para combatir la COVID-19. Este dispositivo ya se está usando en las residencias de mayores de Clece, donde ya han comprobado su eficacia: “Da una seguridad que de otra manera no tendríamos”

El robot de desinfección Xenex, capaz de reducir la contaminación por bacterias y virus en solo dos minutos.
El robot de desinfección Xenex, capaz de reducir la contaminación por bacterias y virus en solo dos minutos.CleceLa Razón

El robot de desinfección Xenex se ha convertido en el primer robot que emite luz pulsada ultravioleta tipo C (UVC), capaz de reducir la contaminación por bacterias y virus en un periodo de tiempo reducido. Su distribuidor en España, Clece, cuenta en la actualidad con 37 robots Xenex trabajando en sus centros socio-sanitarios y ofrece, además, una red de cursos para formar a Técnicos de Servicio certificados por Xenex-Clece, garantizando así la profesionalidad en la aplicación de la tecnología viricida.

Eficacia comprobada en 1ª persona

De acuerdo con Diego Álvarez-Ossorio, responsable del Proyecto Xenex de Clece, se trata de un viejo conocido: “El sistema Xenex ya se empleó con éxito en otras emergencias sanitarias como el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), en 2012, o el ébola, en 2014. Ahora, la crisis del coronavirus ha puesto de nuevo a prueba esta tecnología que ha demostrado su efectividad en la eliminación de SARS-CoV-2”, afirma.

Esta efectividad ha quedado plasmada en el estudio realizado por el CSIC sobre el robot, en el que ha obtenido resultados claros y fiables. El responsable del servicio de bioseguridad del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), Fernando Usera, afirma que “tanto los resultados obtenidos en ensayos previos realizados en 2015 sobre diferentes bacterias, esporas bacterianas y virus, como los resultados obtenidos recientemente sobre los coronavirus HCoV-229E y SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, confirman que el sistema Xenex es muy eficaz en la reducción de la carga microbiológica de una superficie contaminada, obteniéndose claramente el nivel de desinfección.”

He podido comprobar su eficacia personalmente”, explica Ángel Lozano, jefe de servicio del grupo Clece en Castilla y León. “Nuestro protocolo ante un brote recoge el análisis de muestras de diferentes superficies críticas como puede ser un pomo, la almohada o interruptores, en una de las habitaciones en las que estuvo un positivo y tras la desinfección con Xenex, no había ningún indicio del SARS-CoV-2 en el análisis de muestras.”

El robot Xenex, aliado en las residencias de mayores

Con la llegada del coronavirus, han sido varios los centros sanitarios y socio-sanitarios de referencia que se han hecho con un robot Xenex: el Vall d’Hebron de Barcelona, el Hospital la Fe de Valencia, el Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía, Virgen de la Candelaria en Tenerife, Hospital Virgen de las Nieves (Campus de la Salud) de Granada o el Hospital Miguel Servet de Zaragoza son algunos de los espacios que cuentan con este dispositivo en funcionamiento.

Por la vulnerabilidad de los residentes, los centros de mayores también han acogido con gran agrado todas las medidas de desinfección y limpieza, entre las que se encuentra el robot. Así lo ha afirmado Ángel Lozano, quien asegura que toda esta situación ha proporcionado una ventana para la innovación en las grandes empresas españolas, como Clece, que buscan la máxima seguridad e higiene. “La introducción de esta nueva tecnología en la limpieza ha sido un gran acierto para la empresa, sus clientes y sus trabajadores, puesto que da una seguridad que de otra manera no tendríamos”, afirma Lozano.

Excelencia. Esta es la palabra con la que este jefe de servicio define al robot Xenex: “Nuestra máxima es la búsqueda de la excelencia de la calidad y la seguridad en todas y cada una de nuestras residencias. El uso de esta tecnología tiene muchísimas ventajas. La protección y seguridad de la salud es imprescindible, no solo para nuestros usuarios, sino también para nuestros trabajadores. Van a trabajar más a gusto y nosotros así podemos hacerlo mucho más fácil. Además, esta tecnología está comprometida con el medio ambiente y la sociedad”.

Como un trabajador más

Y es que, para preservar la seguridad tanto para residentes como para empleados, el robot ha sido indispensable en la limpieza diaria: “Lo utilizamos diariamente, generalmente en las zonas con más usos y tránsito. Es un robot especialmente rápido, en prácticamente dos minutos desinfecta una habitación. Realizamos varios ciclos en cada habitación en diferentes posiciones para garantizar la desinfección”, explica Nuria Pérez, que utiliza Xenex en la residencia La Estrella en Logroño.

“Los residentes ya consideraban al robot un trabajador más. Cada uno de los robots de los que disponemos tiene un nombre, el nuestro se llama María”, explica Lozano. “Cuando los residentes ven a María con nuestros compañeros celebran su llegada ¡Ya viene María a desinfectarnos! Ha sido un punto gracioso dentro de la pesadilla que hemos vivido”, añade.

El valor que tiene este robot es incalculable”, asegura Nuria Pérez. “Recuerdo un día que iba a desinfectar la habitación de una residente. Ella justo se iba a echar un rato cuando me vio aparecer, rápidamente cogió la bata y salió de la habitación para que yo pudiera desinfectarla. Cuando terminé se le notaba gratitud y seguridad para volver a entrar en su habitación. Esto es muy importante para nuestros residentes, este es su hogar y la seguridad es determinante”.

Facilidad de uso, rapidez y compromiso

La utilización del robot Xenex es realmente sencilla. Su estructura, nos cuenta Pérez, se asemeja a un carro cilíndrico compuesto por lámparas xenón y una pantalla similar a una tablet en la que se seleccionan los ciclos y parámetros de la desinfección. Baños, armarios, esquinas y superficies de contacto son algunas de las zonas hacia las que se dirige la luz ultravioleta directamente.

Nuria nos da más datos sobre la seguridad del aparato: “Las medidas de seguridad del robot son muy estrictas, por eso recibimos una formación inicial. Xenex dispone de sensores de movimiento que colocamos en las puertas de la habitación que estamos desinfectando para evitar cualquier riesgo de accidente. Al poner en funcionamiento el ciclo de desinfección, la máquina nos indica hasta dos veces el comienzo del ciclo, una vez ya seleccionada la zona a desinfectar, pulsamos el botón de seguridad que inicia el ciclo definitivamente y tenemos un minuto para abandonar la estancia y cerrar las puertas”.

La facilidad de uso, la rapidez y el compromiso con el medio ambiente, junto a la eficacia en la eliminación al 99,99% de la carga vírica de la COVID-19, hacen del robot Xenex la tecnología perfecta para la desinfección de centros sanitarios y sociosanitarios, convirtiéndose en un gran avance en la prevención de la propagación del virus.