Por qué es necesario cambiar el router de casa cada tres años

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detecta velocidades cinco veces inferiores a la contratada

Router Internet
El router debe ser actualizado cada tres años para no perder velocidad de conexión en casa FOTO: Charles Krupa AP

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la cobertura wifi del router realizado en cinco hogares con cinco operadores de telecomunicaciones diferentes, revela velocidades de bajada de datos cinco veces inferiores, de media, a las que se conseguirían con un buen modelo nuevo. Y tres veces inferiores en el caso de velocidades de subida. En ambos casos las mediciones se realizaron en la misma habitación del router o muy cerca, en la habitación contigua.

Entre las conclusiones del estudio, publicado en la revista Compra Maestra de Marzo, se destaca además el hecho de que este tipo de problemas son comunes a los distintos operadores de telecomunicaciones analizados e independientes del tipo de la velocidad contratada.

OCU considera que, si la velocidad contratada dista mucho de la que se recibe, si frecuentemente se desconecta el wifi o si se sufren parones en la visualización de vídeos o comunicaciones, el consumidor debe avisar al operador para que reconfigure los canales del router o actualice el firmware. Cuando estas operaciones no den resultado, el operador debería ofrecer el cambio gratuito del antiguo equipo por otro nuevo, sobre todo si han pasado ya más de tres años desde que se instaló. Si no lo hace, el consumidor debería insistir, alegando que los nuevos clientes, que pagan lo mismo, disponen de un mejor servicio.

La señal wifi de casa se puede mejorar con amplificadores de señal
La señal wifi de casa se puede mejorar con amplificadores de señal FOTO: La Razón (Custom Credit)

Además, OCU ha solicitado a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales que, igual que se hace ya en Alemania y Países Bajos, el operador de telecomunicaciones contratado facilite la configuración necesaria para que el consumidor pueda instalar su propio router si así lo desea. Con más motivo en la situación actual, cuando más de tres millones de españoles teletrabajan uno o varios días a la semana en casa.

Por último, OCU invita a los consumidores a comprobar la velocidad de su conexión wifi a través de Coberapp, una aplicación gratuita y colaborativa que ofrece además la posibilidad de conocer qué operadores concretos ofrecen mejor cobertura en cada zona.

Consejos para mejorar la señal wifi de casa

Si notas problemas de cobertura en casa, o si te parece que la velocidad que recibes en tus dispositivos dista muchísimo de la contratada, aquí tienes una serie de cosas que puedes intentar antes de cambiarte de compañía.

1. Pide un cambio de router a tu compañía. Lo más fácil (y probablemente lo más barato) es que si llevas más de tres años con la misma compañía, les pidas un cambio de router. Podrían negarse en las primeras llamadas, pero si insistes es probable que acaben aceptando: a veces cobran el router, a veces la instalación y otras sale gratis. Argumenta que tu router es antiguo y que los nuevos clientes, que pagan lo mismo que tú, tienen un mejor servicio.

2. Solicita al operador que te reconfiguren los canales. Si el primer consejo no te funciona, al menos, pide a tu operador que te reconfiguren los canales. Los canales son las frecuencias por las que se emiten las ondas del wifi. Estos pueden estar saturados por otras emisiones, por ejemplo, el wifi de los vecinos, algo que ocurre con mayor frecuencia en los bloques de edificios.

Existen aplicaciones gratuitas que nos permiten reconfigurar el wifi
Existen aplicaciones gratuitas que nos permiten reconfigurar el wifi FOTO: La Razón (Custom Credit)

Si eres un usuario más avanzado, ten en cuenta que existen apps para móvil (como Wifi Analyzer) que te permitirán ver la ocupación de las distintas bandas. Luego deberás entrar en la configuración de tu router y seleccionar el canal adecuado. A veces un simple cambio del canal de emisión mejora la calidad.

3. Actualiza el firmware de tu router. Lo puedes hacer tú mismo o bien se lo puedes pedir a tu operador. La actualización se hace desde la configuración del router.

4. Coloca bien el router en lugar centrado y visible. Puede que el router no sea el elemento decorativo más bonito de tu casa, pero si lo escondes en el suelo, en esquinas o dentro de armarios, perderás mucha cobertura (y velocidad de conexión): cualquier obstáculo que bloquee la emisión del router disminuirá la velocidad que recibes.

Lo ideal es que lo pongas en el centro de la casa, y si tienes varias plantas, en la del medio. Además, deberías colocarlo sobre algún mueble o cómoda (no en el suelo) y orientar las antenas para que dirijan la señal en todas las direcciones. Mira cómo colocarlas en función del número de antenas que tengan tu router.

La conexión 5G proporciona más velocidad pero es menos estable
La conexión 5G proporciona más velocidad pero es menos estable FOTO: TINGSHU WANG REUTERS

5. Conéctate a la banda adecuada. Si tu router emite la señal en dos bandas diferentes, es decir, emite en la banda de los 2.4 GHz y los 5 GHz, asegúrate de conectarte a la adecuada. Normalmente estos routers crean 2 redes distintas: una normal y otra cuyo nombre de red termina en “5G” o “PLUS”: La primera es más estable y su cobertura es mayor (llega más lejos) pero a una velocidad menor. La segunda tiene menos alcance pero proporciona una mayor velocidad de conexión.

Lo inteligente es conectar los equipos a una u otra red en función de la necesidad de velocidad, calidad de la señal wifi, etc.

Pero, ¡ojo! no confundas esta red wifi con la nueva red de datos móviles 5G (5ª generación, sucesor del 4G), pues no tiene nada que ver. Que tus dispositivos no sean 5G no quiere decir que no se puedan conectar a esta banda del router que, curiosamente, es la de los 5 Ghz. Aunque es cierto que no todos los dispositivos móviles pueden conectarse a esta red (pero sí la mayoría de móviles, tabletas y portátiles más actuales).

6. Coloca extensores wifi o PLCs por la casa. Si pese a colocar el router en un lugar adecuado sigues teniendo problemas de cobertura en una o varias estancias, es posible que necesites incorporar amplificadores wifi a tu red. Pueden ser de dos tipos: Los repetidores wifi, que se deben colocar en un lugar con un mínimo de señal y la amplifican hacia otras estancias. Los PLC, que llevan la señal a través de la red eléctrica y son ideales para piezas muy alejadas del router a las que no llega nada de señal. Además la instalación de estos dispositivos es en general sencilla.

7. Cómprate un router. Si pese a aplicar los consejos anteriores la velocidad que has contratado es muy distinta a la que recibes, si frecuentemente se desconecta el wifi o si sufres muchos parones en la visualización de vídeos, quizá su actual router no sea todo lo bueno que merece. Por lo tanto parece que la única solución sería comprar un router mejor.

No obstante, sustituirlo por otro no será sencillo, ya que necesitará ciertos parámetros de configuración que no todos los operadores proporcionan, coartando así nuestra posibilidad de mejorar la conexión. Si el operador pone limitaciones, la solución pasa por colocar el nuevo router en serie con el actual router. Nuestro consejo es que configures el nuevo router con el mismo SSID (o nombre de red) y la misma contraseña que el actual, para que tus dispositivos se conecten automáticamente a la nueva red.