Combates

Así destruye Ucrania con el sistema francés de defensa antiaérea Crotale un misil de crucero ruso

El vídeo, de apenas unos segundos, muestra cómo la tripulación que maneja el Crotale rastrea visualmente y con la ayuda del radar un objeto aéreo y lanza un misil antiaéreo para interceptarlo.

Un Crotale del Ejército de Corea del Sur realiza un disparo.
Un Crotale del Ejército de Corea del Sur realiza un disparo. La Razón Cortesía de Republic of Korea Armed Forces / Wikipedia.

Según informa la cuenta de Telegram "Оперативний ЗСУ", las fuerzas armadas ucranianas habrían mostrado el uso en combate del sistema de defensa aérea francés Crotale, que llegó al país como parte de la ayuda militar de Francia.

En el vídeo, hecho público por el servicio de prensa del Comando de la Fuerza Aérea, se ve cómo este sistema ayuda al ejército ucraniano a contrarrestar los ataques con misiles rusos y alcanzar otros objetivos aéreos enemigos, incluidos los drones kamikaze.

El vídeo, de apenas unos segundos, muestra cómo la tripulación que maneja el Crotale rastrea visualmente y con la ayuda del radar un objeto aéreo y lanza un misil antiaéreo para interceptarlo. Según se escucha, el primer misil no da en el blanco, aunque sí acertaría un segundo. El objetivo aéreo enemigo finalmente fue alcanzado por el sistema de defensa aérea francés.

La transferencia de este sistema a Ucrania se hizo pública en diciembre de 2022, cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, lo anunció en una entrevista con los medios locales.

El Crotale SAM está montado en un chasis de ruedas blindado P4R (4 × 4). Aunque no puede operar mientras está en movimiento, después de detenerse, necesita menos de cinco minutos para estar listo para el combate.

El misil R440 que dispara se almacena en el contenedor de transporte y lanzamiento. El peso total del misil es de 100 kg. La ojiva desmontable de alto explosivo está ubicada en la parte central del casco del misil.

La velocidad del vuelo alcanza los 2,3 km/s y el rango de alcance del objetivo es de entre 500 y 10.000 metros, siendo la altitud de hasta 6.000 metros.

El Crotale forma parte del Ejército francés desde la década de los 70, aunque sus orígenes se remontan a 1964. Entonces Sudáfrica encargó a la compañía francesa Thomson-Houston-Hotchkiss-Brandt, que más tarde se convertiría en Thomson-CSF y posteriormente en Thales Group, el desarrollo de un sistema de defensa que fue financiado también por Francia.

Conocido como Cactus en Sudáfrica, la primera versión de Crotale entró en servicio en 1971. Los logros del que hoy es considerado uno de los sistemas de defensa aérea más exitosos del mundo impresionaron a Francia que inmediatamente lo adquirió para el Ejército francés y cambió su nombre.

En el poco más de medio siglo desde que entró en producción, Thales Group ha fabricado más de 600 unidades Crotales y más de 6.000 misiles para el sistema. Actualmente, y tras varias versiones a lo largo de las décadas, también para la fuerza naval, forma parte del arsenal de otros 14 países además de Francia.

Hasta la década de los 90, Crotale era un sistema con dos vehículos, ambos basados en el chasis del Thomson-Hotchkiss P4R 4x4: un TELAR (Transporter erector launcher and radar o Transportador erector lanzador y radar) y un ACU (Acquisition and Coordination Unit o Unidad de adquisición y coordinación) encargado de detectar objetivos, rastrearlos e identificarlos y que permitía ampliar el área de vigilancia del sistema. A partir del Crotale NG que entró en producción en dicha década, todos los sistemas se unificaron en un solo vehículo.

Actualmente Crotale puede montarse en una variedad de vehículos adaptados que van desde transportes blindados como el Sisu XA-181 o el APC MM3 a tanques como el AMX-30, además de en navíos de guerra. El sistema cuenta con hasta 8 tubos lanzadores y puede almacenar 18 misiles en el cargador detrás de la torreta. No puede realizar disparos en movimiento, pero puede detenerse y estar listo para abrir fuego en solo cinco minutos.

Con el modelo New Generation se sustituyeron los misiles R.440 y R.460 que empleaban las versiones anteriores por los VT1. Estos son misiles de corto alcance diseñados para contrarrestar todo tipo de amenazas incluyendo “misiles tácticos, helicópteros, vehículos aéreos no tripulados y aeronaves que despliegan armas de alta maniobrabilidad”, según explica Thales Group en su web.

Los VT1 tienen una longitud de 2,35 metros y 16 centímetros de ancho. Cada uno pesa 76 kilogramos, incluyendo la cabeza explosiva de 13 kg, y pueden alcanzar una velocidad de hasta Mach 3.5 y una altura de hasta 9.000 metros con un rango de alcance superior a 11 kilómetros. Junto con los sistemas de detección y rastreo de la última versión de sistema de defensa, Crotale Mk3, pueden proteger un área de 12 kilómetros contra objetivos de alta maniobrabilidad.