Inteligencia artificial conversacional

OpeanAI cobrará por el uso de ChatGPT Professional y está testando una app de la IA para iOS

El éxito de esta inteligencia artificial conversacional atrae a Microsoft que podría invertir 10.000 millones de dólares en la compañía e integrar la inteligencia artificial con su buscador Bing

Interfaz de ChatGPT.
Interfaz de ChatGPT.La Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

Desde su lanzamiento el pasado 30 de noviembre, la inteligencia artificial ChatGPT se ha convertido en una de las sensaciones de Internet por su capacidad para mantener una conversación fluida y responder a una amplísima variedad de cuestiones y temas con una sorprendente naturalidad, claridad y eficiencia. Tanta que se ha comenzado a verla como una amenaza directa para el Buscador de Google a pesar de que OpenAI recuerda que su IA se encuentra en fase experimental y que puede llegar a dar información errónea o desactualizada. Sam Altman, CEO de Opean AI, señalaba recientemente que “actualmente, depender de ella para cualquier cosa importante es un error”.

A pesar de estas advertencias, su éxito generando todo tipo de contenido escrito ha sido inmediato y solo en su primera semana disponible en abierto alcanzó un millón de usuarios. Mes y medio después, la alta demanda les obliga a periodos de espera diarios para poder acceder a la web de ChatGPT y usar la inteligencia artificial.

La rápida popularidad de ChatGPT, que emplea el modelo de lenguaje GPT 3.5 de OpenAI, radica también en su versatilidad. Entrenada con enormes bases de datos, ninguna posterior a 2021, y elaborando respuestas en función de 175 millones de parámetros, ChatGPT no solo simula la conversación humana sino que puede escribir, a petición del usuario y con las características que le indique, contenidos tan variados como ensayos, poesía, guiones, tutoriales, chistes o contratos legales básicos. También resuelve y explica problemas matemáticos, programa código o traduce, entre muchos otros usos que se le han dado en su mes y medio de vida. Es como hablar de forma natural con una máquina que almacena una parte importante del conocimiento que hay en Internet y es capaz de procesarlo para adaptarlo a las necesidades del usuario y dárselo bien mascado.

Monetizar ChatGPT

La compañía ya comentó poco después del lanzamiento que buscaría formas de monetizar este modelo de lenguaje y esta semana ha comenzado a dar pasos en este sentido. OpenAI ha abierto una lista de espera para el testeo de un modelo de suscripción de pago que ofrecerá ventajas comoobtener respuestas de forma más rápida, mensajes ilimitados con la IA y disponibilidad completa, sin esperas como sucede actualmente a la mayoría de usuarios.

Esta modalidad se llamará ChatGPT Professional, aún tiene aspectos clave sin definir y no tiene planeado un lanzamiento inmediato. De hecho, en el formulario de registro el interesado debe responder cuestiones como el precio que consideraría excesivo por su uso o qué precio sería tan bajo como para hacerle pensar que le herramienta no puede ser muy buena.

App de ChatGPT para iOS

No es el único movimiento de OpenAI que se ha conocido esta semana. El medio Interesting Engineering ha informado de la existencia de una app de ChatGPT para iOS que la compañía está testando y que incluye características como una función de búsqueda y un historial de conversaciones.

Microsoft planea invertir 10.000 millones de dólares

El interés en ChatGPT no es solo de los usuarios. Microsoft piensa invertir 10.000 millones de dólares en OpenAI lo que aumentaría la valoración de la compañía hasta los 29.000, según ha informado Reuters. No es la primera inversión de Microsot en OpenAI, que ya puso anteriormente 1.000 millones. Entre sus planes estaría integrar ChatGPT con su motor de búsqueda Bing para poder marcar una diferencia con el de Google.