El desgarrador testimonio de José María, concursante de ‘MasterChef’, sobre su vida

José María contó que únicamente se crio con su abuela y que ahora vive solo porque ella tiene un principio de Alzheimer

José María Montero, aspirante a 'MasterChef'
José María Montero, aspirante a 'MasterChef'La Razón

El relato de José María Montero, de 18 años de edad, es de esos que te deja un nudo en la garganta, los ojos lacrimosos y te pone la piel de gallina. José María se presentó en ‘MasterChef’ como aspirante con la ilusión de ganarse un puesto en el programa. Sin embargo, acaparó la atención de todos cuando comenzó a hablar sobre su vida.

Procedente de Badajoz, José María contó que se ha criado con su abuela porque no conoce a su padre y su madre es toxicómana: “Mi madre es mi abuela porque es la que me ha dado la vida, yo a ella le debo el mundo entero”, confesó.

Con un gesto de emoción, prosiguió relatando sus vivencias ante la atenta mirada de los jueces de ‘MasterChef’: “Yo cocino para mí porque ahora no vivo con mi abuela, ella tiene un principio de Alzheimer, entonces, claro, yo estoy estudiando en Badajoz y no la puedo cuidar”.

Tras esto, Pepe Rodríguez le preguntó con quién vivía y si tenía algún hermano, a lo que respondió al borde del llanto: “Tenía una hermana pequeña, pero se me murió con 9 meses en un accidente de tráfico y ahora tengo otra hermana, pero no vivo con ella. Vivo solo, voy tirando para adelante con mis estudios. Me pago yo mi piso, me pago yo todo y por eso quiero entrar a ‘MasterChef’ porque, aparte de que he sido siempre fan, he escuchado y he visto que te abre puertas”.

El propio Pepe, con cara de asombro y conmoción ante dicho relato, le dijo que tenía que estar “muy orgulloso” de si mismo: “Eres un luchador de mucho cuidado. Tú sabes la lección que nos pegas a nosotros, que a veces nos quejamos. Ojalá tu plato sirva de trampolín para ti”, le dijo a José María, quien ya no pudo contener las lágrimas.

Precisamente, el plato que elaboró iba dedicado a su abuela: bajo el nombre de “Amor de abuela”, cocinó un plato de bacalao confitado a baja temperatura sobre una base de mouse de mejillones, acompañado de mejillones hechos al vapor y marinados en lima.

Sus dotes culinarias consiguieron la aprobación de los tres jueces, por lo que terminó consiguiendo el delantal blanco que da acceso a concursar en la novena edición de ‘MasterChef’. Y, como no, el delantal blanco iba con dedicatoria especial: “¡Abuela que he entrado! Te dedico el delantal, va por ti”, dijo José María.