Pantallas

El «Gran hotel de las reinas» vuelve a abrir sus puertas

El espectáculo Drag, del que han disfrutado en directo más de 50.000 personas en diferentes ciudades de España, aterriza hoy en ATRESplayer Premium

EL Gran hotel de las reinas
EL Gran hotel de las reinas FOTO: Atresmedia

El peso de la expresión artística reside en la capacidad de empoderar un concepto. El creador, con su propia identidad y tormento, se basa en sus inquietudes y las materializa en espectáculo, sea visual o sonoro, de tal manera que se transmita un mensaje tan fuerte como el empeño que se le ha dedicado. La interpretación es responsabilidad de cada uno, pero quede expuesta la posibilidad de abrazar y conciliarnos con nuevas ideas. En esto son expertas las reinas que protagonizaron «Drag Race España», concurso del que ya se está preparando una segunda edición. Carmen Farala, Dovima Nurmi, Killer Queen, Sagittaria, Arantxa Castilla-La Mancha, Drag Vulcano, Hugáceo Crujiente, Inti, Pupi Poisson y The Macarena arrasaron durante el programa de ATRESplayer Premium poniendo sobre la mesa sus identidades, a través de glamour, la coreografía, el maquillaje y el talento.

Cada una con su indiscutible carisma, y con Supremme de Luxe –la equivalente española a la icónica RuPaul–, Ana Locking, Javier Ambrossi y Javier Calvo como jurado, crearon un fenómeno a lo largo del concurso, en el que demostraron a los espectadores que el mundo Drag va más allá del tranformismo. Se trata de un universo donde música, arte, diversidad, imaginación, precisión, trabajo, ilusión e ingenio conviven. Una serie de elementos que, dada la repercusión y genialidad del programa, no se han quedado en tan solo unos capítulos. Durante los últimos meses, nuestras protagonistas han estado recorriendo España con el espectáculo «Gran hotel de las reinas», con Supremme como maestra de ceremonias y «directora» del hotel, así como una invitada tan icónica como especial: Paca la Piraña, actriz revelación de «Veneno», y que actúa como recepcionista.

Visibilizar lo necesario

Se trata de un show donde luces, música, risas, bailes y conceptos se entremezclan para reivindicar una idea: la diversidad existe. O, al menos, debe existir. Ser parte del público de estas Drags y artistas significa deleitarse con una serie de propuestas que, al fin, consiguen visibilizar lo necesario de estos espectáculos. Desde el lujo, detallismo y originalidad de Carmen Farala, hasta la incansable y camaleónica Killer Queen, pasando por la elegancia de Sagittaria o la unicidad de Hugáceo Crujiente, cada actuación se basa en el reclamo del mundo del transformismo, de la conciencia LGTBI+, pero ante todo se diferencian por la fuerza y contenido que cada una dedica a su propio concepto Drag. No es tanto un histrionismo, sino más bien una expresión plural que bien sería merecedora de ganarse alguna rama entre la divergencia cultural. Así lo ha verbalizado Supremme en el arranque de cada espectáculo: «Los artistas, y en especial el mundo Drag, últimamente somos más necesarios que nunca, y aquí en ‘’Gran hotel de las reinas’' siempre les recibiremos con los brazos abiertos».

Las huéspedes del «Gran hotel de las reinas» han actuado en Sevilla, Madrid, Bilbao, Vigo, Torremolinos, Marbella, Barcelona y Valencia. Una serie de escenarios por los que han pasado más de 50.000 espectadores, y donde el objetivo siempre ha sido el disfrute a través del arte más espectacular. A lo largo de 3 horas, miles de personas de toda índole y edad –ha llegado a asistir desde un niño de 6 años hasta una mujer de más de noventa, signo inequívoco de la heterogeneidad del «show»– han sido testigo de una mezcla perfecta de humor, música en directo, looks espectaculares, improvisación y mucha emoción. Como resultado, no solo el abrazo de la crítica, sino la oportunidad de ofrecer este espectáculo a todo aquel que esté interesado en verlo. Eso sí, ya no en directo, sino aprovechando las infinitas posibilidades del «streaming». ATRESplayer Premium ha grabado el «show» para que todos sus suscriptores puedan verlo desde sus casas. Un buen rato asegurado que aterriza hoy, tras finalizar la gira el pasado 8 de diciembre en una gran fiesta final en el WiZink Center de Madrid. Una nueva forma, por tanto, para que los seguidores de este fenómeno puedan ver de nuevo juntas a estas artistas, acompañadas por un frenético cuerpo de baile de «botones».