500 programas «Juntos»: «Casi no parece un trabajo»

Aran y Vidal ponen rostro cada noche al equipo de Telemadrid que ha consagrado en la parrilla un nuevo formato todoterreno. Este jueves lo celebran con un programa muy especial

Entrevista a Aran Santos y Jose Luis Vidal, presentadores del programa juntos de Telemadrid.
Entrevista a Aran Santos y Jose Luis Vidal, presentadores del programa juntos de Telemadrid. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

Hacer medio millar de programas en la televisión de hoy es toda una gesta y más en una franja tan competitiva como el «preprimetime», espacio que muchas cadenas utilizan como banco de pruebas ante el gran dominio de «El Hormiguero 3.0». «Juntos» alcanza esta codiciada cifran en Telemadrid después de acompañar a los madrileños en momentos tan delicados e históricos como la pandemia o Filomena. «Uno de los sellos del programa es que empezó siendo la única ventana hacia la realidad para mucha gente, y meses después seguimos intentando transmitir esa compañía», cuenta Aran Santos, que desde hace nueve meses presenta el programa junto a José Luis Vidal.

Otra de sus señas de identidad es «el buen rollo». «Todos en el programa sacamos nuestro talento cómico. El propio Vidal venía de hacer economía e información sobre el covid y ha acabado haciendo sketches tronchantes. Hemos demostrado que el buen rollo se contagia. Durante el programa se me ha llegado a curar hasta una migraña», asegura riendo Aran. También lo corrobora Vidal: «Tanto es así, que no vivimos el programa como un trabajo. Es un lujo estar en un sitio en el que no te importa que acabe el fin de semana y vuelva a ser lunes. El camino me ha enseñado que es imposible transmitir buenas sensaciones al espectador si no convives con ellas. Aunque no tener que madrugar también ayuda», se ríe.

Entrevista a Aran Santos y Jose Luis Vidal, presentadores del programa juntos de Telemadrid.
Entrevista a Aran Santos y Jose Luis Vidal, presentadores del programa juntos de Telemadrid. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

Telemadrid tampoco olvida su esencia informativa, labrada con formatos históricos como «Madrid Directo». Hoy sigue apostando por el directo y la información a pie de calle. «Incluso hemos llegado a arrancar un programa desde el escenario de un concierto para 5.000 personas», recuerda Aran. «Además, hacer un programa así en una ciudad que nunca duerme ni se va de vacaciones es todo un privilegio», apunta.

Así alcanzarán este jueves el programa 500, del que solo pueden desvelar algunos detalles. «Será un ‘Juntos’ diferente a cualquier otro, pero que también conservará la identidad del programa, como las sorpresas, los sketches y los invitados. Estará algún artista con mucho nombre en nuestro país», adelantan.

Una de las grandes innovaciones de este formato es su apuesta por el dúo de presentadores. «Es algo en lo que somos casi pioneros, pero parece que lo llevemos haciendo toda la vida. Es muy natural y creo que este programa no podría funcionar con otra fórmula. Es mucho más fácil hacer pasar un buen rato al espectador si eres capaz de hacer reír a tu compañero de plató». La complicidad entre ambos durante estos 9 meses se respira en el plató y a través de la pantalla. Sin embargo, ni siquiera dos presentadores pueden evitar los imprevistos del directo. «Uno de los secretos de la magia que tiene el programa es que ni siquiera nosotros controlamos al cien por cien la escaleta. Siempre puede haber alguna sorpresa», comenta Vidal.

A diferencia de otros programas, «Juntos comparte los entresijos de la redacción con el espectador», también seña de identidad de «El Chiringuito». «Es una redacción muy particular. Todos hacemos de todo. De hecho, creo que salvo el director todo el mundo ha salido alguna vez en cámara», aseguran ambos. Esto es solo posible gracias a la versatilidad de estos periodistas, que son mucho más que comunicadores. Como ellos mismos reconocen de broma, son «un tenista frustrado y un proyecto de actriz, que en la televisión han encontrado su espacio ideal para ser competitivos y dar rienda suelta a las emociones y hasta la interpretación. «Demostramos que unidos se suma más», rematan.