Steven Seagal justifica su visita a la cárcel de Donbás en la que prisioneros ucranianos fueron quemados vivos

Ayer el actor apareció en una televisión de Rusia

Steven Seagal en imagen de archivo
Steven Seagal en imagen de archivo FOTO: Steven Seaga

El actor Steven Seagal, con nacionalidad rusa desde 2016, sigue retando a Zelenski a pesar de que se le haya prohibido la entrada en Ucrania. Bajo la justificación del rodaje de un documental, el actor está visitando algunos de los núcleos más activos y perjudicados por la guerra. Hace solo unos días se dejó ver entre los restos de una cárcel para prisioneros ucranianos que hace unas fechas acabó siendo arrasada por las llamas, en lo que todo apunta a que no fue un accidente si no un acto premeditado del bando ruso.

Ayer, Seagal, después de toda la polémica que suscitó su encuentro con Putin y su presencia en Dombás, apareció en una televisión rusa. El actor, antes de posicionarse a favor de la propaganda del Kremlin, que culpa a Ucrania del suceso, dijo que solo fue a Donbás a «recoger pruebas». Según la versión de Seagal, la muerte de casi medio centenar de ucranianos se debió a un lanzamiento accidental de un misil ucraniano. Además, el actor de 70 años no duda en autodenominarse ahora como «diplomático».

El incendio del 29 de julio, para la mayoría de expertos internacionales no puede haber sido provocado por un misil HIMAR, como sostiene Rusia, y dan credibilidad a la versión de Kyev. Además desde Ucrania describen dicha prisión como un «campo de concentración».