Lifestyle

Screen tourism en Turquía

Quizás todavía no lo sepas, pero si eres de los que busca viajar a los lugares donde se han rodado tus series favoritas, eres un “screen tourist”. En esta ocasión, traspasamos la pantalla para recorrer un destino de moda gracias a sus telenovelas: Turquía.

Calle de la ciudad costera Alaçati
Calle de la ciudad costera AlaçatiFotografía Dreamstime

«Los espectadores quieren visitar los lugares donde puedan vivir las mismas experiencias que sus personajes favoritos de ficción». Esta frase resume una tendencia cada vez más en alza denominada internacionalmente Screen Tourism, un tipo de turismo en el que el viajero busca recorrer los lugares donde se han rodado películas o series que lo han emocionado. Uno de los destinos de este turismo con un auge imparable es Turquía gracias al éxito de sus telenovelas, que han logrado cautivar a los espectadores no solo por la temática de sus tramas, en las que los sentimientos son protagonistas, sino porque muestran escenarios reales como telón de fondo, haciendo que la propia Turquía, con su belleza y su cultura, aporte realismo y profundidad al guion de las historias.

El éxito de las telenovelas turcas en España comenzó en 2018 con la emisión de Fatmagül en Nova, de Atresmedia. Con ella conocimos la emblemática ciudad de Estambul y pueblos tan pintorescos como Ildir, en la costa del mar Egeo. Por otro lado, la producción de Sila nos sumergió en la bella provincia de Mardin, Love is in the air nos mostró en sus escenas Antalya, Esmirna, Alaçati y Çesme, Dinero sucio y amor nos descubrió la pequeña localidad de Gölyazi y Fénix, la enigmática Ürgüp. A través de la pantalla hemos podido ver estos idílicos destinos y conocido la Turquía más exótica, haciendo que este país se haya convertido para muchos en un lugar soñado donde disfrutar las vacaciones.

La esencia de Turquía

Uno de los primeros sitios que los telespectadores españoles descubrieron de Turquía a través de las conocidas telenovelas fue Ildir. Es inevitable pensar en la protagonista de Fatmagül y no querer conocer este tranquilo pueblo costero de la zona del mar Egeo, donde las casas con ventanas azules de madera y cortinas de ganchillo son un elemento distintivo. Un lugar pintoresco y auténtico en el que pasear por sus bonitas callejuelas y observar la vida cotidiana de las gentes autóctonas se convierte en una experiencia única en la que podemos imaginarnos in situ la apacible vida de Fatmagül al principio de la telenovela. Ildir es, por tanto, un buen comienzo para adentrarse en Turquía y tomar contacto con un país que nos seduce con paisajes tan hermosos como los que pueden verse en dicha serie.

Por otro lado, el drama de Sila nos transporta a la ciudad de Mardin, en el sudeste de Turquía. Uno de los principales escenarios de esta telenovela es una casona que se asemeja a una mansión y que puede ser visitada por los turistas que buscan meterse de lleno en el entorno que rodea a esta historia. Esta localidad se caracteriza por su distintiva arquitectura en piedra y es conocida como «la fortaleza turca»; en su territorio, la combinación de tradiciones, religión y cultura envuelven al viajero en una experiencia única, al igual que visitar sus bellos edificios como la mezquita Ulu Camii o sus tradicionales casas. El casco antiguo alberga los mejores mercados de la zona, que ofrecen desde las clásicas alfombras tejidas a mano hasta los típicos souvenirs hechos por los lugareños. Escuelas islámicas, iglesias y monasterios católicos, vistas increíbles y comida espectacular forman parte inseparable de Mardin, como así lo transmite la serie de Sila, que gracias a sus cuidados escenarios logra transmitir al espectador la esencia exótica y más apasionante de uno de los tesoros ocultos de Anatolia: Mardin.

Cala en Alaçati FOTO: Fotografía Dreamstime
Love is in the air, la Turquía más pasional

Los sitios más románticos de Turquía nos los muestra la célebre Love is in the air a través de la historia de Eda y Serkan Bolat, un romance que todo el mundo querría vivir. Empezamos por la provincia de Antalya, donde los dos citados protagonistas tienen una de sus citas más románticas, y cuyos emotivos encuentros pueden recrearse acudiendo al Templo de Apolo y las espectaculares Cascadas Düden, un escenario único en el mundo por su paisaje idílico y paradisiaco. Un buen ejemplo, estos dos sorprendentes lugares que aparecen en la dicha ficción, de cómo Antalya puede enamorar al viajero, pues es una región en la que el mar, la historia y la naturaleza conviven en una perfecta armonía. Sus monumentos más antiguos son otro motivo para visitar esta región; las murallas, la Torre Hidirlik, la Torre del Reloj y la Puerta de Adriano invitan al espectador a contemplar el pasado más remoto de la ciudad. Los dos espectaculares minaretes que sobresalen del resto de las edificaciones son otro de los símbolos de uno de los destinos turísticos más populares y famosos de Turquía.

Las poblaciones de Esmirna, Alaçati y Çesme han sido, también, escenarios de la telenovela turca Love is in the air. Esmirna cuenta con más de tres años de historia urbana registrada y ofrece uno de los bazares más impresionantes del país, así como grandiosas ruinas y pueblecitos costeros típicamente turcos. Alaçati, en cambio, es conocida por sus viñedos y molinos de viento. No podemos olvidar Çesme, un destino muy popular por sus hermosas playas y las coloridas casas que bordean el centro de la ciudad, así como por su flamante puerto deportivo, que atrae a marineros de todo el mundo.

Biblioteca de Celso, Esmirna FOTO: Fotografía Dreamstime
Viaje a Gölyazi y Ürgüp

Otra de las telenovelas que nos ha enseñado un destino maravilloso de Turquía es Dinero sucio y amor, con una historia policiaca en la que los protagonistas acaban enamorándose. Su último capítulo fue rodado en Gölyazi, un pueblo que se encuentra en un islote a orillas del lago Uluabat, en la provincia de Bursa, y que ofrece al viajero puestas de sol inolvidables y sentir la sencillez de sus gentes, que se plasma en sus calles y edificios. Tal y como hemos dicho, este lugar se encuentra en Bursa, la antigua capital turca, y se trata de una visita obligatoria en cualquier viaje a Turquía. Denominada la «Verde Bursa» por sus numerosos parques y zonas verdes, es una ciudad que combina la hermosura de su patrimonio histórico con la belleza de su entorno natural. Tiene lugares tan imponentes como La Gran Mezquita de Bursa, que destaca por sus veinte cúpulas y sus dos minaretes; la Mezquita Verde, una de las más bonitas de Turquía por lo singular de su construcción y por su minarete decorado con azulejos de diferentes colores; la Madrasa de Muradiye, que servía como institución médica, y el Bedestán, que es el edificio que alberga el mercado de la seda que ofrece numerosos puestos de joyas, especias y textiles, siendo la seda todavía una de las estrellas más preciadas del mercado. Recorrer Bursa y cruzar por el puente que la une a Gölyazi nos conecta con las emociones que nacen en la telenovela Dinero sucio y amor y con el contraste del dinamismo y la modernidad de una gran ciudad con la tranquilidad y las tradiciones de un pequeño pueblo.

Para concluir este singular recorrido por algunas de las localidades más emblemáticas de las telenovelas turcas, nos trasladamos a Ürgüp, uno de los escenarios de Fénix, cuya trama principal versa sobre una bonita historia de amor. Ubicada en Capadocia, Ürgüp es una de las ciudades más turísticas de la región. Cuenta, entre otras cosas, con el Parque Nacional de Göreme, declarado Patrimonio de la Humanidad por la belleza de sus valles y sus cuevas artificiales; las «chimeneas de las hadas», columnas rocosas de gran altura que son fuente de creencias, supersticiones y leyendas, y la ciudadela de Kaymakli, la ciudad subterránea más grande de la región, en la que se construyeron casas y túneles para vivir y que están abiertos al público, siendo otro de los principales atractivos turísticos de una ciudad escenario de esta serie y de otras, como Amor, poniendo en valor una de las regiones más espectaculares de toda Turquía.

Estas localidades son solo algunos ejemplos de los maravillosos lugares que aparecen fielmente reflejados en las telenovelas turcas, cuyos escenarios pueden recorrerse con itinerarios creados a partir de ellas y que logran despertar tantos sentimientos como las propias series.