Salud

Las razones científicas que explican por qué tararear combate el estrés y nos relaja

Este simple acto alivia el malestar, aminora la frecuencia cardiaca y reduce los picos de ansiedad

La Comunidad de Madrid pide a los ciudadanos colaboración para grabar un vídeo con la canción ‘Resistiré’,
Una madre y su hija cantan una canción CAMfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6c7ed217

¿Alguna vez has considerado la posibilidad de que algo tan simple como tararear pueda convertirse en una efectiva herramienta para tu tranquilidad y bienestar? Esta práctica, que ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad como una forma temprana y universal de expresión musical, tiene un potencial que va mucho más allá de lo que solemos imaginar. Cuando se realiza de manera consciente, el tarareo puede tener un impacto sorprendente en nuestra relajación y bienestar general.

Jonathan Goldman, un autor, músico y terapeuta de sonido ampliamente reconocido en el ámbito de la música curativa, ha dedicado su carrera a investigar y desarrollar prácticas centradas en el uso del sonido y la vibración como herramientas terapéuticas para promover la sanación y el bienestar.

Uno de sus libros más destacados, The Humming Effect, escrito en colaboración con su esposa, Andi Goldman, explora el tarareo como un poderoso aliado de la relajación. La teoría subyacente de Goldman se basa en la idea de que el sonido, en particular el acto de emitir sonidos vocales, puede tener un profundo efecto terapéutico en el cuerpo, la mente y el espíritu.

Estos son los beneficios concretos

Los conceptos clave que respaldan la teoría de Goldman sobre el tarareo y sus beneficios incluyen:

  • Vibración y Resonancia: Según Jonathan y Andi Goldman, nuestro cuerpo humano está compuesto en gran parte por agua, y las vibraciones sonoras pueden influir en el equilibrio y la armonía de este sistema. El tarareo crea vibraciones que pueden resonar a través del cuerpo y contribuir a la liberación de bloqueos y tensiones.
  • Efectos en la Salud: En términos de salud física y emocional, se sugiere que esta práctica puede reducir el estrés, fomentar la relajación, fortalecer el sistema inmunológico y mejorar el bienestar general.
  • Conexión Mente-Cuerpo-Espíritu: La idea central es que el tarareo puede ayudar a conectar la mente, el cuerpo y el espíritu, generando una sensación de unidad y plenitud.
  • Intención Consciente: Jonathan y Andi Goldman subrayan la importancia de tararear con intención. Argumentan que hacerlo de manera consciente y dirigida hacia la curación y el bienestar puede ser más efectivo que simplemente tararear sin propósito.

En resumen, The Humming Effect se basa en la creencia de que el sonido, en particular el acto de tararear y emitir sonidos vocales, tiene un gran potencial terapéutico y puede contribuir significativamente a la sanación y el equilibrio del individuo. Este libro ofrece información valiosa sobre cómo incorporar esta práctica en la vida cotidiana para mejorar la salud y el bienestar en general.

La importancia del nervio vago

Además, se ha investigado la relación entre el canto, el tarareo e incluso el recitado de mantras simples con la regulación y estimulación del nervio vago. El nervio vago, un componente importante del sistema nervioso, ha sido elogiado como un mecanismo antiestrés, ya que promueve estados de calma al inhibir la influencia del sistema nervioso simpático en el corazón.

El canto estimula las cuerdas vocales, una región inervada por el nervio vago. La laringe, que es responsable del tarareo y el canto, también se ve afectada por la estimulación de este nervio. Estudios sugieren que el canto puede ayudar a reducir la variabilidad del ritmo cardíaco, lo cual está relacionado con la actividad del nervio vago, así como con la relajación y la resiliencia.

El nervio vago tiene conexiones con áreas del cerebro involucradas en la regulación emocional y el procesamiento de señales emocionales. Por lo tanto, la estimulación del nervio vago puede influir en el estado de ánimo y reducir la ansiedad y el estrés.

En conjunto, la activación del nervio vago a través de técnicas de relajación, respiración profunda, meditación y atención plena se ha considerado efectiva para reducir la sensación de estrés. Ahora, podemos agregar el tarareo como una técnica adicional.

Así debes tararear

Si deseas aprovechar al máximo el tarareo como herramienta de relajación, puedes seguir estos sencillos pasos:

  • Inicia tu sesión con algunas respiraciones profundas para relajarte.
  • Comienza a tararear, ya sea una canción o simplemente una nota sostenida.
  • Tararea durante unos segundos y luego inhala lentamente y profundamente.
  • Repite esta secuencia hasta que sientas que el estrés se disipa y te encuentres más relajado.

En resumen, el acto de tararear, respaldado por la ciencia y la experiencia, puede ser una práctica efectiva para mejorar tu bienestar físico y emocional, al tiempo que contribuye a una sensación de conexión y plenitud en tu vida diaria.