Las aulas del plan andaluz contra el fracaso escolar no superarán los 10 alumnos

Educación ultima el protocolo que marcará como actuar contra el coronavirus en los 378 centros que participarán este año de forma voluntaria en el Programa de Refuerzo Estival

Poner en marcha el primer Programa de Refuerzo Estival en 2019 fue un desafío para la Consejería de Educación y Deporte. Pero esa experiencia servirá para armar el de 2020, que sumará al objetivo para el que nació, combatir el fracaso escolar, otro nuevo: paliar las dificultades de aprendizaje que el cierre de los centros educativos por la crisis sanitaria causada por Covid-19 haya podido provocar. Y no será la única novedad de esta edición de la iniciativa, que se hará realidad si las autoridades sanitarias no lo impiden. Mientras el pasado verano «se atendió al alumnado de primero a sexto de Primaria» escolarizado en instalaciones sostenidas con fondos públicos, «este año se ha ampliado a los de primero y segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO)», explica a LA RAZÓN el director general de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar de la Junta, Daniel Bermúdez, quien pespuntea a su afirmación que la meta es «cubrir, poco a poco, toda la etapa» de la enseñanza obligatoria. Apunta que «en alguna otra comunidad, como Castilla y León, funciona bastante bien» este tipo de planes de verano «en Secundaria» y se muestra convencido de que en Andalucía también lo hará.

Con todo, no se quedan ahí las diferencias con respecto al curso anterior. Entonces, «al ser una prueba piloto», expone Bermúdez, la consejería «eligió los centros» en los que se desplegaría la atención de refuerzo. Éste, sin embargo, han optado por que sean aquéllos los que, «de forma voluntaria, levanten la mano y digan que quieren participar». Lo han hecho un total de «378», mientras en 2019 se lo ofrecieron a 235 y sólo pudieron formar grupos en 90, lo que provocó críticas sindicales y de la oposición por el «pinchazo». El alcanzado este junio es un «buen dato», a juicio del director general, sobre todo, si se compara «con otros programas de la consejería que se llevan a cabo durante el periodo lectivo, y no en julio», y si se tiene en cuenta «la situación que estamos viviendo», desliza, en alusión a la abrasante pandemia.

Poner el foco en el profesorado lleva a más números. Si el curso previo se implicaron «en torno a los 1.400», esa cifra se igualó rápido al lanzar la oferta para el próximo mes, y luego se incrementó en 2.000 más, cuando «se abrió un plazo» posterior para que los docentes que quisieran dar un paso al frente, pese a que en sus puntos de trabajo no se hubiera movido ficha, pudieran hacerlo. El global de solicitudes finales ha superado las 3.400.

La Junta aportará material didáctico y de higiene

Covid-19 no se ha desintegrado y, sin duda, marcará el inminente programa estival, como en general ha puesto vidas del revés. Educación ha colaborado con la Consejería de Salud y Familias en la elaboración de «unas recomendaciones, una especie de protocolo» que tendrá en cuenta la normativa que ha impulsado el Gobierno central ligada al coronavirus, la de prevención de riesgos laborales existentes y las directrices de la Junta. Bermúdez traslada a este periódico que dichas pautas «se están ultimando» y se enviarán «a todos los centros» implicados y «al profesorado». Uno de los puntos que ya están claros es que «los grupos serán de un máximo de 10 alumnos solamente» y de un mínimo de cinco, lo que constituye una ratio por debajo «de lo que ha aconsejado» el Ministerio de Educación. Además, se mantendrán las distancias interpersonales de seguridad –la última fijada desde Madrid, por ahora, es de un metro y medio– y «habrá pautas en las entradas y salidas de los centros», en especial en los que haya alguna otra actividad. Al margen del material didáctico, la consejería «mandará el necesario para mantener la higiene de manos», como los hidrogeles alcohólicos, y se ocupará de que «se limpien y se desinfecten las instalaciones entre clase y clase, de acuerdo a lo que establezcan los técnicos» asegura el cargo de la Junta.

Las familias interesadas en el Programa de Refuerzo Educativo Estival tendrán desde hoy, 12 de junio, hasta el día 18 de este mes para inscribir a los hijos. Se anima a rellenar la solicitud de forma telemática en la web del departamento de Educación, donde también se puede consultar información sobre esta actividad gratuita, en concreto en https://www.juntadeandalucia.es/educacion/portals/web/ced/programa-de-refuerzo-estival

Desde el Ejecutivo autonómico recuerdan que «los padres, madres o tutores legales del alumnado» deberán pedir su integración en el programa «en su propio centro» y en el caso de que su colegio o instituto no lo ofrezca, podrán apuntar al menor a otro de su localidad que sí lo haga, para una de las dos quincenas de julio o para ambas. Antes, se tendrá que haber demandado un informe del equipo educativo «que justifique la necesidad» de estar y «que se cumplimentará en Séneca –programa informático– por el tutor o tutora del escolar». El horario previsto será de 9 de la mañana a las 14:00 horas.

La tasa de abandono escolar temprano, el porcentaje de jóvenes de entre 18 a 24 años que tiene como máximo el título de enseñanza secundaria obligatoria, cayó tres décimas en 2019 en Andalucía. Se situó en un 21,6%, frente al 21,9% de 2018, si bien siguió por encima de la media nacional, según datos del Ministerio de Educación. Continúa siendo una asignatura pendiente.