Pico de ingresados en UCI, en una comunidad a la espera de más restricciones

La región suma 55 muertes, roza los 5.000 casos y reduce los hospitalizados en 29, a las puertas de la reunión del comité de expertos de hoy

Una sanitaria, en una sala habilitada para pruebas PCR en un hospital granadino JUNTA DE ANDALUCÍA

Los días que se vuelven fechas reseñables se repiten con frecuencia en 2020. El toque de queda ordenado en la comunidad toca a su fin y hoy se reunirán los miembros del comité de expertos que asesora al Gobierno andaluz para volver a evaluar la situación de la pandemia y determinar si hay que tomar nuevas medidas. Sobrevuela el encuentro la sombra de alguna como el cierre de los negocios de hostelería, de restauración o de ocio para tratar de frenar la expansión de la Covid-19. De momento ayer, la región sumó 55 fallecidos, lo que supuso cinco menos que los 60 que se han llegado a registrar en la segunda ola, y anotó 4.993 nuevos casos, confirmados por PCR y por test de antígenos, esto es, 366 más que la jornada previa, pero 629 menos que los 5.622 positivos que se contabilizaron el pasado 31 de octubre, el pico de esta nueva etapa de embestida de la enfermedad, según los datos que maneja el Ejecutivo autonómico.

Y hubo más datos reseñables: los hospitalizados disminuyeron en 29, hasta colocarse en los 3.197, 635 más que hacía una semana, mientras 2.755 enfermos permanecían en planta, según el gráfico que difunde a diario la Junta en redes sociales. Si bien, de acuerdo a esa misma información, los pacientes ingresados en alguna unidad de cuidados intensivos (UCI) de la región, en cambio, aumentaron en 16, al pasar de los 426 registrados el viernes a los 442 anotados de ayer, 102 más que hacía siete días. Ello supuso que se sobrepasaron en cuatro los 438 del pasado 30 de marzo, esto es, se superó el pico de la primera ola en ese ámbito.

Si se atendía al mapa territorial, Sevilla repitió como la provincia con más afectados, al encadenar a sus números ya conocidos 1.350 en 24 horas, el 27 por ciento del total. Le siguieron Granada, con 1.074; Málaga, con 678; Jaén, con 550; Córdoba, con 428; Cádiz, con 332; Huelva, con 306; y Almería, con 275. Granada fue además, donde más decesos lamentaron, 18, y en Sevilla una decena.

La incidencia acumulada de la enfermedad, los casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, se fijó el viernes en 545,02 en la región, mientras la media de España era inferior, en concreto 525,74. Por ello, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, planteó que, pese a que algunos números indicaban una cierta «estabilización» de la situación, hay que tener «precaución» y «mientras más quietecitos estemos en casa, mejor».