Boris Johnson como tarjeta de visita de la Costa del Sol

Las vacaciones del primer ministro británico en una lujosa villa de Benahavís, que han generado polémica en el Reino Unido por la crisis de suministros de su país, han sido acogidas con satisfacción por el sector turístico malagueño

Vista de la lujosa villa en Benahavís (Málaga), donde el Primer Ministro de Inglaterra Boris Jhonson, ha pasado unos días de vacaciones. EFE/ Jorge Zapata
Vista de la lujosa villa en Benahavís (Málaga), donde el Primer Ministro de Inglaterra Boris Jhonson, ha pasado unos días de vacaciones. EFE/ Jorge ZapataJorge ZapataEFE

En un momento en el que desaparecen las restricciones y empieza a recuperarse el turismo internacional, la Costa del Sol recibe como un espaldarazo la visita del primer ministro británico, Boris Johnson, una espléndida tarjeta de visita del destino en su principal mercado emisor extranjero de viajeros.

Las vacaciones de Johnson en una lujosa villa de la localidad malagueña de Benahavís, que han generado polémica en el Reino Unido debido a la actual crisis de suministros por la que atraviesa su país, han sido acogidas con satisfacción por el sector turístico de la Costa del Sol.

EL MOMENTO PERFECTO

La visita llega en el momento “perfecto”, a las puertas de la feria turística World Travel Market de Londres -que comienza el 1 de noviembre- y una vez que el Gobierno británico ha simplificado sus restricciones para los viajeros vacunados, ha manifestado a Efe el vicepresidente ejecutivo de la patronal hotelera Aehcos, Javier Hernández.

El viaje de Johnson, gran defensor del Brexit, a la Costa del Sol simboliza de alguna forma que “se abre la veda” para viajar a España, ha indicado Hernández, quien espera que tenga un efecto positivo a corto y medio plazo en la recuperación del turismo británico.

Para el vicepresidente y consejero de Turismo de la Junta, Juan Marín, la visita de Johnson traslada una imagen positiva para atraer turismo británico, y es señal de que han mejorado mucho las circunstancias en relación con la pandemia.

Marín ha celebrado lo “inteligente que es Johnson para haber elegido el mejor destino del mundo” para pasar sus vacaciones, en concreto en la localidad de Benahavís, colindante a Marbella.

El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, coincide en que la estancia de Johnson va a ser una “buena tarjeta de presentación” para la reactivación de este mercado, ya que el hecho de que el primer ministro “decida que el mejor destino para descansar es la Costa del Sol” es un “espaldarazo”.

UN DESTINO PARA DISTINTAS MOTIVACIONES

Además, se interpreta como un respaldo a la diversidad de la oferta porque demuestra que “el turista encuentra lo que está buscando: establecimientos de calidad, buen servicio, paisaje, golf, gastronomía...”, lo que puede alentar a los británicos a decantarse por la Costa del Sol, ha apuntado.

Salado reconoce que las vacaciones del líder del Partido Conservador en Reino Unido constituyen un inicio “con buen pie” de la promoción para recuperar este mercado tan relevante para el destino.

“Se trata de una publicidad fabulosa”, ha dicho a Efe el presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios (CEA), Miguel Sánchez, que se ha congratulado del momento en el que se produce la visita, una vez que se han flexibilizado los requisitos de viaje.

Además, ha incidido en que todo el sector debe felicitarse del “producto” que ofrece la Costa del Sol.

En el mismo sentido se ha pronunciado el presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Andalucía (Aedav), Sergio García, quien cree que las vacaciones del primer ministro del Reino Unido son un “balón de oxígeno” para el sector turístico.

La visita llega en un momento “magnífico”, en el que la Costa del Sol aspira a recuperar las cifras de visitantes británicos que tenía antes de la pandemia, aunque lo ideal sería “no ser tan dependientes” de este emisor, admite.

Los agentes de viajes esperan que haya un efecto “imitación” y los británicos se animen a reservar sus vacaciones en los próximos meses en la Costa del Sol, que se reafirma como un destino seguro.

Al tratarse de una visita extraoficial, las instituciones malagueñas no han propuesto actividades al primer ministro. “Si se pusiese en contacto con nosotros, le invitaríamos a que visitara el Caminito del Rey y que viese todas las maravillas naturales que tenemos”, ha señalado Salado.

Aunque no trascendido el itinerario de Jonhson, que ha permanecido la mayor parte del tiempo en la finca Torre de Tramores -propiedad del secretario de Estado de Medio Ambiente británico, Zac Goldsmith-, lo que es seguro es que ha podido disfrutar de unos días soleados junto a su mujer, Carrie Symonds, y su hijo de diecisiete meses.