Marisa Fernández, especialista en cocina natural: «La alimentación en los colegios es desastrosa»

Los principales ingredientes de la cocina macrobiótica son los cereales integrales, las legumbres, las verduras y las frutas de estación, los frutos secos, las semillas, los alimentos fermentados y las algas.

  • La OMS recomienda el consumo de cereales integrales y legumbres por su alto contenido en fibra ya que, entre otros beneficios, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. A esto hay que añadir el consumo de verduras frescas orgánicas, ricas en vitaminas y minerales, esenciales para una dieta saludable.
    La OMS recomienda el consumo de cereales integrales y legumbres por su alto contenido en fibra ya que, entre otros beneficios, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. A esto hay que añadir el consumo de verduras frescas orgánicas, ricas en vitaminas y minerales, esenciales para una dieta saludable. /

    dreamstime

true
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de junio de 2019. 11:03h

Comentada
Marta Robles Madrid. 27/6/2019

-¿Qué es la cocina macrobiótica?

-Los productos que ingerimos tienen un tipo de energía (alimentos Yin y alimentos Yang) que son los que nos proporcionan nuestro bienestar físico y mental. Conocer cómo equilibrar es la verdadera esencia de lo que es la comida macrobiótica. En definitiva, se trata de llevar un estilo de vida equilibrado.

-¿Qué alimentos son los principales?

-Los principales ingredientes de la cocina macrobiótica son los cereales integrales, las legumbres, las verduras y las frutas de estación, los frutos secos, las semillas, los alimentos fermentados y las algas. Todo ello de procedencia ecológica. También se recomienda, según la condición de la persona, el pescado preferiblemente azul.

-¿Por qué es tan recomendable?

-La OMS recomienda el consumo de cereales integrales y legumbres por su alto contenido en fibra ya que, entre otros beneficios, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. A esto hay que añadir el consumo de verduras frescas orgánicas, ricas en vitaminas y minerales, que son esenciales para una dieta saludable.

-¿Resulta más costoso?

-Esto es algo que en los cursos de cocina siempre me preguntan. Vamos a los supermercados ecológicos y vemos que los precios son más caros, pero también es cierto que se prescinde de muchos productos que en la alimentación convencional son mucho más caros que los ecológicos. Por otro lado, siempre tienes comida en la despensa y cuando cocinamos los cereales y las legumbres cunden muchísimo. El resultado es una alimentación más barata y saludable.

-¿Sería importante introducirla en los colegios para que los niños se alimentaran mejor?

-La alimentación de los niños en los colegios es desastrosa. Nosotros les preparamos menús sin fritos, lácteos, huevos, semillas y frutos secos y carne de cerdo.

Últimas noticias