• 1

El blog del gacetillero

Pensares y sentires de un gacetillero por el mundo, tratando de decir lo que es como es —y no como interesa que sea—, para aupar lo humano, noble y bueno que aún queda esparcido por las esquinas del vivir.

  • Image

Escuela feminista

true

Sobre el autor

Jesús Fonseca

Periodista, delegado de LA RAZÓN en Castilla y León. Llevo más de cuarenta años viajando por el mundo como corresponsal de prensa, radio y televisión, dedicado a contar noticias, a la crónica, la entrevista, el columnismo y también a la poesía.

Me sucede lo que a tantos: que no doy crédito. Ese decálogo, con ideas para una escuela feminista, en el que se plantea a los maestros prohibir el fútbol en el patio de recreo, eliminar de las lecturas obligatorias libros escritos por «autores machistas» como Pablo Neruda, Javier Marías o Arturo Pérez-Reverte, me supera. Lo de la obligatoriedad de hablar utilizando el femenino, o el género neutro, con la letra «e», por ejemplo, para decir «todes», en lugar de «todos», lo dejo al criterio del amable lector. Pero, ¿será posible que hayamos perdido la cabeza hasta tal punto? Entre las rompedoras propuestas salidas de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid y el Secretariado de Enseñanza de Comisiones Obreras, se recomienda a los profesores insistir en clase en la «inclinación misógina de ciertos autores», como Rousseau, Kant y Nietzsche. Opinan, los autores de estos «revolucionarios» pensares y sentires, que estas ideas para una escuela con perspectiva de género, que hacen de ella un espacio feminista, son más necesarias que nunca. Se impone incluir idéntica cantidad de mujeres filósofas que de filósofos en el temario de Historia, al igual que libros escritos, en Lengua y Literatura, por mujeres que por hombres. Se aconseja, también, no separar los baños de chicos y chicas. Y, como no podía ser menos, eliminar la asignatura de Religión Católica. Objetivo final, al que todo está encaminado: arrancar de cuajo la Civilización Cristiana. Arrasarla. Que no quede nada. A este paso, superaremos pronto a Nerón y Diocleciano. La persecución que estamos padeciendo los cristianos en esta hora de España es, cuando menos, inquietante. Justifican sus iniciativas, los autores de estos diez mandamientos, aparecidos en la revista Enseñanza de Comisiones, con motivo de su 40º aniversario, en que de lo que se trata es de «conquistar espacios, construyendo futuro». Una de esas frases de las que gustan los camaradas para defender cualquier despropósito. A más de un dirigente y militante de Comisiones, le habrá sentado todo esto a cuerno quemado. Semejantes disparates, tropiezan con el compromiso probado de este sindicato. No tiene pase que las siglas CC.OO., se mezclen con estas ocurrencias. En fin: se pondrá música feminista en las aulas y se eliminarán todos aquellos nombres de centros que sean católicos. ¿Por qué pistas de fútbol y no pistas de baile? Aplaudo la idea. Y que en ellas, a ser posible, se baile Cuesta abajo en mi rodada, que es por donde parecería que van las cosas. En fin, volviendo a la danza y la milonga: ¿no les parece a ustedes que esto tiene más que ver con «la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser» del tango, que con cualquier escuela feminista?

Últimas noticias